16 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

360 millones le cuesta al año a Infimanizales sostener la antigua terminal

24 de marzo de 2011
24 de marzo de 2011

A su vez, manifestó que la inversión que hizo Infimanizales en la compra de la sede y que asciende a 11 mil 100 millones de pesos, no fue justa, porque sólo se alcanza a tener una participación del 70% el banco de financiamiento, ya que un 30% todavía está en manos de 72 propietarios particulares.

La situación del antiguo terminal de Manizales fue el tema que se debatió ayer en plenaria del Concejo Municipal. La sustentación estuvo a cargo del gerente de Infimanizales, Álvaro Vélez Gómez.

El funcionario aseguró que aún no se concretan negocios con cadenas de almacenes para la ubicación de un negocio. “Uno de los mayores inconvenientes que se han presentado en el momento de recibir propuestas es el entorno de la terminal, que según los clientes no se ajusta al enfoque del mercado, y otra de las razones es que no se ha podido negociar porque la propiedad no pertenece en un 100% a Infimanizales.” No descartó que el inmueble se utilice para una sede de call center, o para arrendarlo a una gran superficie.

Las preguntas de los concejales se enfocaron en la problemática y la poca oportunidad de negociación entre la Administración Municipal y estos mismos para adquirir la totalidad de los predios.

La concejal Arango dijo que los propietarios de locales tienen dos demandas en juzgados locales por concepto de detrimento patrimonial, perjuicios causados y también por el tratamiento inadecuado que se les dio. “Infimanizales hizo un negocio de manerainadecuada y el problema ahora es cómo sanear ese bien, además a quién se le ocurre comprar un bien con 72 dueños de una propiedad horizontal. Van dos años en el proceso y cuánto tiempo más durará este inconveniente”.

Sobre las críticas expuestas por Arango Mejía, el concejal del partido de la U Álvaro Moreno Londoño, explicó que la mejor opción es convertir este bien en un patrimonio Autónomo, para tener mayores facilidades en un proceso de negociación.
“Se debe entender que los negocios no son fáciles porque cuando un privado no quiere vender no se puede obligar a ceder sus propiedades”.