6 de agosto de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gonzaloarango imaginado

10 de febrero de 2011
10 de febrero de 2011

OTRAPARTE
Por Óscar Domínguez G. (*)  

oscar dominguez

-¿Qué hacía usted hace 80 años y dos días?

-"'Nacía a temprana edad' en Andes. Antes tronaba con César Vallejo: 'Yo nací un día que Dios estuvo enfermo'. Me retracté de esa herejía. No vine a durar, como decía Manuel (Mejía Vallejo), cuando se nos iba la mano en ron. Vine a vivir. Lo demás es acabar ropa".

-¿Fue un hombre feliz?

-"A mí la felicidad me la dieron en poesía. Y en amor. Siempre que me sonaba la flauta de un nuevo idilio pellizcaba la felicidad. El último amor siempre es el primero".

-¿Creía en el horóscopo?

-"Si hubiera leído el horóscopo el día que me recogió el silencio y me atropelló el carro, otro gallo cantaría en literatura".

-Nada poético morir en un accidente de tránsito…

-"El hombre propone y Dios manda el vehículo. Apagué mi propia luz en Gachancipá, Cundinamarca. Me acompañaba Angelita, quien me sobrevivió para perpetuar mi verdadero legado filosófico-literario. A partir de entonces, no más espaguetis en el restaurante El Cisne, bromeaba el Monje Loco. Todavía espero su promesa de enviarme condones autografiados 'por todas las mujeres que te amaron'".

-¿Alguna vez convirtió el amor en epístola de san Pablo?

-"El matrimonio es la principal causa del divorcio. Pablo, pésimo jinete pero soltero cero kilómetros, proclamó: 'Sin amor, nada vale'. Cuando el hombre decide acabar con el amor, se casa. Eso no iba conmigo".

-¿Cuándo se le abrió del parche a Dios?

-"Nunca me retiré de Él. Dios desertó de mí. Es otra licencia que se dio para notificar que tiene la sartén por el mango. Pero 'Dios me perdonó, es su oficio', dice un exenemigo íntimo".

-¿Por qué rezaba si era escéptico?

-"Eso le preguntó Arrabal a Borges. Hago mía su respuesta: 'Porque se lo prometí a mi mamá', Magdalena Arias, 'la mejor madre de todas mis vidas'. Lea las cartas que les escribí a ella y al resto de mi familia en ' Oleajes de sangre ', libro que me editaron Clarita Echeverri y Andrés Nanclares. Ahí estoy pintado. En ' Reportajes ', editado por la U. de Antioquia, está lo mejor de mi obra periodística. Síganme los buenos (y los malos que pa todos hay) en www.gonzaloarango.com y en www.elprofetagonzaloarango.com portal creado por el 'gran' Michael Smith, hijo de Rosa Girasol, mi primera gran compañera. Referencias con Eduardo Escobar y Jotamario, biógrafos y prologuistas a mis espaldas. Merezco biografía de Jaime Jaramillo, poeta de placas X-504, el mejor de todos nosotros".

-¿Qué esperaba del nadaísmo?

"Nada. No en vano fui su creador y enterrador. Vivir es contradecirse. 'No se puede pensar lo mismo en todas las estaciones', pontificó bellamente Antonioni. Fui antípoda de mí mismo".

-¿Y ya p'irnos, un epitafio a manera de despedida?

-"Eternidad, no te quito más tiempo".