11 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Palabras del Presidente en la decimonovena jornada de los Acuerdos para la Prosperidad

15 de enero de 2011
15 de enero de 2011

Es el Acuerdo número 19, desde que comenzamos estos Acuerdos para la Prosperidad.

Antes de entrar en materia, yo quería señalar algunas cosas que creo que es importante de resaltar.

Lo primero que quisiera repetir una vez más, porque es el primer Acuerdo para la Prosperidad, ya estamos a 15 de enero, se acabaron las vacaciones, mañana termina; los que pudieron quedarse una semana más de vacaciones terminan período y comienza el año.

Y lo que quiero resaltar es esa operación retorno y todo lo que ha sucedido en este período de vacaciones en materia de transporte. Ha sido realmente un ejemplo lo que hemos podido apreciar en materia de tránsito.

Las cifras son muy elocuentes. Se movilizaron solamente durante el festivo de Reyes más de 3 millones de vehículos, 3 millones 167 mil; o sea, un 4 por ciento por encima del año pasado, y eso que el año pasado no tuvimos el invierno que nos golpeó tan duro este año.

Y a pesar de ese aumento, hubo una reducción del 44 por ciento en los accidentes de tránsito, en el festivo de Reyes; 44 por ciento de reducción.

Y durante la temporada navideña se presentaron 149 muertos menos que en el mismo período del año pasado. Eso es bien importante de resaltar.

Y durante el año 2010 se presentaron 576 muertos menos que el año anterior, lo que significa que es la cifra más baja de los últimos 15 años. Eso quería resaltarlo para destacar la labor de las autoridades de tránsito, de la Policía.

Pero también muy importante de quienes conducen los automóviles, los camiones, los buses, que entre más responsables seamos todos más vidas vamos a poder salvar.

Relaciones con países vecinos

En estas primeras dos semanas, pero la última semana en particular, quisiera resaltar también lo que sucedió el día de ayer, la presentación de credenciales del Embajador de Venezuela (Iván Rincón), del Embajador en Ecuador (Raúl Vallejo). Con esto culminamos el proceso de restablecimiento pleno de las relaciones con estos dos países; creo que eso es una noticia muy importante para el país.

El comercio, la cooperación en las fronteras, los proyectos conjuntos ya comienzan a ser una realidad y esperamos fortalecer esas relaciones en la mejor medida posible.

Y a propósito de las relaciones en materia de seguridad, ayer llegó al país, enviamos a nuestra coronel (Juliette Cure), que es la representante de la Policía en la Interpol, la que tiene la responsabilidad de la Interpol aquí en Colombia, la enviamos a Venezuela. Allá le entregaron a este individuo, alias ‘Tulio’, que es un comandante bastante importante del Eln, que habían capturado los venezolanos. Y nos lo entregaron.

Es un hecho que quiero destacar y quiero agradecerles nuevamente a las autoridades venezolanas, al Presidente (Hugo) Chávez, porque esto demuestra que está cumpliendo con su palabra. Lo que él me dijo el primer día que nos reunimos, ‘yo no voy a permitir la presencia de estos grupos al margen de la ley; a medida que los vayamos capturando se los iremos entregando’.

Es el cuarto miembro del grupo guerrillero que nos entrega; eso no había sucedido antes, y creo que es un paso muy importante en la dirección correcta.

Ahí también quiero destacar otro hecho que sucedió en Panamá el día de ayer y fue que las autoridades panameñas fueron a un campamento de las Farc, en una operación para ir desalojando a las Farc de esa frontera. Reportaron las actividades, no tuvieron ningún combate, porque las Farc al ver que venían huyeron o ya no estaban ahí.

Pero el hecho de que las autoridades panameñas estén ya incursionando en esa zona y desalojando a las Farc de esos santuarios, eso también es algo que queremos destacar y queremos agradecerle al Presidente (Ricardo) Martinelli, de Panamá, y a las autoridades panameñas esa colaboración.

Correos de las Farc

En ese orden de ideas, yo también quisiera darles a conocer, como ha sido costumbre, algunos correos que hemos venido encontrando, del ‘Mono Jojoy’, que nos indican cómo las Farc han continuado queriendo comprar armas a través del vecindario y a través de diferentes países.

Son muchos los correos, pero voy a mencionar solamente unos pocos.

A partir del 2008, por ejemplo, la primera zona de consecución de material de guerra se ubica en las fronteras, como ha sido costumbre; del Ecuador, de Venezuela, de Brasil. Hay un correo del año 2008 que dice:

‘Estimados Timo y Pastor: Gran saludo revolucionario’. Dentro de los párrafos que hay, dice: ‘la copia del material de guerra, cada bloque lo está haciendo por su iniciativa y no hay unificación de criterios. Pienso que al tener ustedes contactos, algo de dinero y ofertas de material bueno, hay que comprar para que el futuro nos apoye, porque esto está templado. Datos por la frontera de Ecuador, se está comprando tiros de AK a 4 mil pesos, de G3 y R15 a 3 mil, de punto 50 a 10 mil y de PKM a 9 mil, granadas de M79 a 200 mil, de mano a 180 mil. Frontera con Venezuela y Brasil, munición de AK a 5 mil, las otras lo mismo que los anteriores.

Les va nuestro abrazo. Jorge’. Que ya no está con nosotros. Ese ‘Jojoy’.

Un correo de marzo; o sea, hace menos de un año. Marzo 10 de 2010. En el séptimo punto, dice:

‘De acuerdo con el Mono, que el Secretariado autorice los precios de los fierros. Siguiendo la sugerencia del Mono, en una próxima mandaremos precios de los materiales de guerra que se consiguen por acá’ .

Punto octavo: ‘Mandamos al Perú a buscar contacto para la compra de material de guerra. Abrimos una pequeña brecha con posibilidad de irla ampliando. Nos están vendiendo 50 fusiles entre M16, Norinco, AR15 y Galil, a 16 millones cada uno. Orientamos que por los M16 y Norinco, si están en cajas, que los compren a ese precio. El AR15 comprarlo por menos de ese precio y el Galil por malo no comprarlo. Aunque con cualquiera de esos lo matan a uno. Los M16 que se están consiguiendo en el mercado negro están saliendo malos; con poquitos disparos se recalientan demasiado y enseguida el porte tendría, el arma pierde precisión. Los buenos son los que están fabricando los gringos para su propio Ejército. Indiscutiblemente lo mejor es el AK. Abrazos, Joaco’.

Es Joaquín Gómez. O sea, hay está haciendo todo el tipo de intentos de comprar.

Otro correo muy reciente o relativamente reciente, agosto 16 el 2010:

‘Camaradas del Secretariado, saludo fraternal. Qué bien la respuesta de los camaradas del Magdalena a los provocadores traficantes de armas. Por esta parte también hay un planteamiento parecido de parte de los hermanos Aybar, que en el pasado contribuyeron en la entrada de los 10 mil fusiles. Con aprecio’ el mismo Jorge, que a veces firmaba como Víctor Julio, el ‘Mono Jojoy’.

Estos hermanos Aybar son los hermanos José Luis Aybar y Luis Frank Aybar, que son dos reconocidos traficantes de armas del Perú, y quienes contribuyeron a la adquisición, ustedes se acuerdan de los 10 mil fusiles el año 99, que se incautaron con destino al bloque oriental.

Esto lo traigo a colación simplemente para señalar lo importante que es tener buenas relaciones con los vecinos y una buena colaboración para que nos ayuden a que esto pretende las Farc no suceda, o lo hagamos cada vez más difícil. Y ese es el propósito de todo este proceso de mejoramiento en nuestras relaciones, y creo que estamos logrando el objetivo.

La Farc y la minería ilegal

Otros correos que quisiera poner en conocimiento de ustedes, para también señalar un punto que tiene que ver mucho con el invierno y los estragos del invierno, y es la participación de las Farc en el comercio de oro en el país.

Hay muchos, muchos correos que hacen referencia a cómo se financian ellos con la explotación del oro.

Todas esas minas ilegales que tanto daño le producen al medio ambiente, que vemos por todo el país, que la Policía y el Ejército, las autoridades y ahí deberían ser mucho más firmes las corporaciones autónomas, todos nosotros, todos tenemos que ser muy firmes para combatir la minería ilegal, porque esa minería ilegal está siendo, en buena forma, controlada por los grupos al margen de la ley, y es una importante y creciente fuente de financiación.

Aquí hay unos correos donde ‘Iván Márquez’, por ejemplo, le propone al Secretariado realizar la explotación minera en la zona del bloque oriental, donde habría varias minas de oro.

Dice: ‘Apreciados Baltasar y Alejo, reciban mi saludo fraternal’.

Punto cuarto de ese correo: ‘Por ahora vamos a autorizar a Jorge asegurar un negocio de explotación minería, donde tenemos unas inversiones y darle curso a la explotación de unas fincas completas de oro que son propiedad de la organización. Es todo, Juan’. Juan es ‘Iván Márquez’.

Hay muchos correos, pero otro que quisiera. Uno del ‘Mono Jojoy’ a ‘Alfonso Cano’ de febrero 10 del año 2009. Dice: ’Estimado Alfonso, cálido saludo. Se revisó el área del oro y no ha pasado nada. Falta hacer conteo de lo que hay; por el momento no se puede por presencia enemiga. Los responsables andan con Mauricio’.

‘Mauricio’ es uno de los miembros del Secretariado, que es el encargado de toda la explotación de oro de las Farc.

Hay otro correo que dice: ‘En cumplimiento de la decisión del Secretariado, Óscar, Rolando, Darío, Enrique, Brener, Mario, Alonso, Alex, trasladen en cinco días el oro. Jota con dos más les asegura sin que se entere’.

¿Eso qué quiere decir? Que estaban cambiando de sitio unas caletas que tienen de oro. Y hay muchos, muchos correos donde ofrecen pago de material de guerra, de fusiles, de armamento con oro. Y otros correos que hacen referencia en donde dicen que hay que trasladar el otro de un sitio para otro, que hay que pagarles a tales personas con oro. Hay mucha evidencia sobre eso.

Pero vuelvo a repetir: lo importante de esto es que todos tomemos conciencia de la actividad que tienen las Farc en la explotación de las minas ilegales y cómo se financian ahí y cómo, inclusive, cuando no son ellos los dueños de las minas, cobran a los mineros ilegales y se asocian con los mineros ilegales, como tenemos evidencia que en muchos sitios.

Y de ahí, vuelvo y repito, están creciendo su financiación por los golpes que les hemos dado en la otra gran fuente de financiación que es el narcotráfico.

Eso quería simplemente resaltarlo, porque creo que es bueno que el país sepa de que cada vez que la Policía, el Ejército, las autoridades incautan una mina ilegal, no es como muchas veces se quiere presentar, que a los pobres mineros ilegales les están quitando su sustento. Les estamos quitando la fuente de financiación a las Farc y a los grupos criminales.

La emergencia invernal

Vamos ahora, entonces, a entrar en materia, a lo que vinimos. Este Acuerdo para la Prosperidad, este primer Acuerdo para la Prosperidad, es un acuerdo para evaluar lo que ha hecho, los estragos de la ola invernal aquí en Risaralda.

Por supuesto, mucho de lo que aquí se discute tiene que ver con lo que está sucediendo en todo el país, en todo el Eje Cafetero. Pero como ustedes ya conocen bien, lo que hemos querido con estos Acuerdos es focalizarnos en las regiones y tratar de solucionarles los problemas, evaluar la situación, en temas particulares, en regiones específicas.

Hemos creído que es una forma mucho más práctica y más efectiva y eficiente de trabajar y de interlocutar con las comunidades.

En este caso lo estamos haciendo aquí en La Virginia, porque aquí están más o menos casi el 55 por ciento de los damnificados del invierno de todo el departamento de Risaralda.

Porque La Virginia, además, es casi como el símbolo del invierno de todo Risaralda, porque en todos los inviernos aquí tienen ustedes problemas.

Entonces hemos decidido venir a La Virginia por eso, porque eso se volvió una especie de símbolo, y ver cómo podemos resolverles no solamente el problema a los que fueron afectados por el invierno ahora, sino también nuestros propios problemas para los futuros inviernos.

Y acuérdense, acuérdense de algo muy importante: el país, el departamento de Risaralda, La Virginia, tiene que acostumbrarse a que esto nos sucedió en los últimos meses, que ha sido devastador, nunca habíamos visto unos estragos de un invierno tan dramático como los que hemos visto en estos últimos meses, esto, infortunadamente se va a volver más una regla que una excepción.

Tenemos que acostumbrarnos a que el invierno va a ser mucho más fuerte, porque el cambio climático que produce este invierno es un fenómeno irreversible.

Ya la humanidad, por su irresponsabilidad, por nuestra irresponsabilidad, de todos nosotros, hemos permitido que el cambio climático haga los estragos que está haciendo, porque no solamente en Colombia.

Ustedes han visto en la televisión lo que está sucediendo en este momento en Río de Janeiro. Yo me he tratado de comunicar con el Gobernador de Río de Janeiro, que es amigo personal, además, para expresarle a nombre de todos los colombianos nuestras condolencias, van más de 500 muertos, también producto del invierno.

Ustedes han visto lo que está pasando al otro lado del mundo, en Australia. Nunca antes se había visto inundaciones como esas, también causando estragos. Eso es parte del cambio climático.

Y por eso es tan importante la labor, doctor Luis Carlos (Villegas, Presidente de la Andi), que usted, el doctor Jorge Londoño, que la junta que va a manejar el Fondo de Calamidades que está ya atendiendo la parte humanitaria y la rehabilitación de coro plazo de los estragos de este invierno.

Pero esa misma junta también va a manejar el Fondo, que hemos llamado de adaptación, de reconstrucción, adaptación a esa nueva realidad.

Por eso es tan importante lo que hagamos ahora, no solamente mitigue el efecto de este invierno sobre quienes perdieron sus viviendas, sobre quienes están sufriendo, sino también prevenga el día de mañana más estragos, más dolor, más sufrimiento.

Y esa es la responsabilidad de esta junta. Yo por eso no tengo palabras de agradecimiento con el doctor Luis Carlos Villegas, con el doctor Jorge Londoño, con el doctor Arturo Calle, con el doctor Antonio Celia, que de muy buena manera y de gran patriotismo están ofreciendo su concurso, su tiempo, para participar en esta junta que va a supervisar todos esos trabajos; los de la atención humanitaria pero también los de la reconstrucción.

Con eso quisiéramos entrar ya en la parte de cómo vamos en materia de atender la tragedia aquí en Risaralda, en el Eje Cafetero.

El doctor Everardo Murillo, quien muchos de ustedes lo conocen, porque estuvo al frente del Eje Cafetero cuando el terremoto violento que nos afectó a finales del año 99, y que ha sido además, para orgullo nuestro, la reconstrucción de toda esta zona que fue afectada por el terremoto.

Ahora que me he puesto a revisar literatura sobre ejemplos exitosos en el mundo de atención de desastres, de atención de tragedias, me he puesto a revisar literatura del mundo entero, me he puesto con los embajadores, les digo: Mándenme resúmenes ejecutivos de lo que ustedes encuentren de ejemplos exitosos, y para orgullo nuestro y para orgullo de ustedes aquí en el Eje Cafetero, para orgullo suyo, doctor Luis Carlos, y para orgullo suyo, doctor Everardo, sale la reconstrucción del Eje Cafetero en Colombia, de Armenia, como uno de los ejemplos exitosos en todas las publicaciones a nivel mundial.

Ahí hay un ejemplo de cómo hicieron las cosas bien. Eso, pues a mí me da una gran tranquilidad porque estamos ya en manos de personas que han probado que hacen las cosas bien, doctor Luis Carlos, doctor Everardo.

De manera que muchas gracias. Y yo creo que eso nos da una gran confianza a todos, a todos los colombianos, que estos inmensos recursos.

Agradecimiento al Papa y a comunidad internacional

Porque la solidaridad ha sido también muy grande. Y yo quiero aprovechar y agradecer en este momento, que es el primer Acuerdo para la Prosperidad, al Santo Padre, que durante las vacaciones, en todas sus oraciones, en sus palabras de Navidad, de Año Nuevo, mencionó específicamente a Colombia y a los damnificados en Colombia.

Y sus oraciones estuvieron con nosotros, y creo que es algo que todos debemos agradecer. Que nos han ayudado mucho, porque nos llena de entusiasmo, nos llena de valor.

Pero no solamente el Santo Padre, por supuesto, A todos los países que nos han ayudado, que han enviado ayuda desde lugares muy remotos.

Israel nos envió un avión lleno de ayuda; los países vecinos, Estados Unidos, Europa, en fin, muchos, muchos países que nos han ayudado. Pero sobre todo la solidaridad aquí en Colombia.

A donde voy la gente me dice: cómo puedo ayudar, qué puedo hacer. Lo que ha llegado en materia de mercados, lo que ha llegado en materias de ayudas, de dinero.

A todos queremos agradecerles y decirles que no bajemos la guardia, que como lo dice un editorial de un periódico hoy, el trabajo, doctor Luis Carlos, hasta ahora comienza; el trabajo duro comienza es ahora.

Cuando afortunadamente hemos visto algunos días de verano en buena parte del país, comienzan a bajar las aguas, pero comienzan a surgir problemas más graves.

Y ahí tenemos que estar muy presentes, porque no se nos olvide que la prioridad número uno, y no me cansaré de repetirlo, es la gente, la parte humanitaria. Que nadie tenga hambre, que nadie sufra por problemas de salud, que tengan un techo donde dormir.

Y otra prioridad que tenemos con la Ministra de Educación (María Fernanda Campo): ahora que comienza nuevamente la época escolar, que los niños no dejen de ir al colegio por culpa del invierno. Que si los albergues están ocupados, están siendo concentrados en los colegios, hay que desalojar a esa gente y ponerla en otro sitio para que los colegios puedan volver a cumplir su función.

Qué bueno sería, vuelvo a repetir, qué bueno sería Ministra María Fernanda, y decirles, uno de nuestros muchos propósitos, poder decir en un año, año y medio, doctor Luis Carlos, usted también nos puede y Dr. Everardo (Murillo, Gerente del Fondo de Calamidades) decir: en esta tragedia, la peor en la historia del país, ningún niño dejó de ir al colegio o ningún niño perdió su oportunidad de seguir estudiando. Eso sería ya un logro muy importante.

Yo espero, Gobernador (de Risaralda, Víctor Tamayo), que aquí usted también nos ayude y alcalde, alcaldes (de La Virginia, James Alzate y de Pereira, Israel Londoño), nos ayuden mucho a ese propósito en particular.

Doctor Everardo ¿por qué no —antes de iniciar todo—, por qué no nos da una radiografía muy corta sobre la situación en el Eje Cafetero y en Risaralda? Para que los colombianos y todos nosotros estemos enterados de cuál es la situación real ahora y cómo vamos a resolver esa situación.

Everardo Murillo, Gerente del Fondo de Calamidades: Gracias Presidente. Muy buenos días a todos.

Presidente, el informe que tiene el Gobierno consolidado da cuenta de lo siguiente: En el departamento de Risaralda hay 25.908 personas afectadas, que representan 5.294 familias. Eso frente al total nacional, que son 461.732.

Presidente Juan Manuel Santos: Perdóneme, hago una pregunta que siempre hago. De esas 25.000 personas afectadas, alcaldes, Gobernador (de Risaralda, Víctor Tamayo). ¿Hay alguna que pueda decir que no le ha llegado la ayuda, hay alguna que se haya sentido que no ha sido atendida, que esté con hambre, que no le haya llegado un mercado; en la parte humanitaria han sido atendidas?

Everardo Murillo: No, Presidente.

Tuvimos una reunión con todos los gobernadores y equipo de Gobierno, una videoconferencia el miércoles en la tarde, liderada por el doctor. Miguel Peñaloza (Alto Consejero para las Regiones y la Participación Ciudadana), con la Consejería de Regiones.

Se hicieron presentes en esta videoconferencia físicamente ocho gobernadores y todos confirmaron, Presidente, que hoy ése no es el problema. Han hecho un esfuerzo enorme con recursos distintos de la región.

Presidente Juan Manuel Santos: ¡Qué bueno, qué bueno! Yo los felicito, pero también quiero hacer un llamado a los ciudadanos en general, porque muchas veces por falta de fuentes de información, porque no se pudo comunicar, alguien se queda sin atender.

Y que esto que tenemos nosotros como información, todo el mundo ha sido bien atendido, de pronto no es tan cierto. De pronto hay algún reducto de alguien que no ha sido bien atendido.

Por eso los ciudadanos, las comunidades son las mejores veedoras de todo este proceso. Y los quiero estimular, cuando vean algo que no concuerde con lo que nosotros estamos diciendo, cuando vean algo que no les parezca que está bien, cuando vean algún alcalde que no está repartiendo en forma equitativa las ayudas, por favor comuníquelo.

Hay ya sistemas y ustedes van a recibir cada día más información, sobre a dónde pueden comunicarse para denunciar o para señalar cualquier procedimiento que no les parezca que sea el correcto.

Y eso se los agradecemos muchísimo, porque nosotros también, otro propósito que tenemos en todo el Gobierno que tenemos, con el doctor Luis Carlos, con el doctor Jorge Londoño, con todos, es también poder decir el día de mañana, hicimos todo lo que pudimos hacer.

Que no podamos atender a todo el mundo al mismo tiempo, eso es normal, físicamente es imposible. Pero que, dentro de nuestras capacidades, como por ejemplo cuando fuimos la primera vez allá al Canal del Dique cuando se rompió, y se inundó el sur del Atlántico, yo les decía a los ingenieros: lo que tienen aquí en materia de grúas, lo que se está haciendo ¿es todo lo que se puede hacer, no podemos hacer nada más?

Y me decían: Presidente, es que por este jarillón, no cabe sino una grúa; entonces no podemos meter tres. Entonces yo quede tranquilo, que lo que se estaba haciendo era todo lo que podíamos hacer.

Y yo quisiera que tuviéramos esa mentalidad, que todo lo que podamos hacer es lo que se está haciendo, para que nos quede por lo menos la conciencia tranquila que hicimos todo lo que pudimos para salir bien de esta tragedia”.