13 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

«Hitos de la identidad caldense»

12 de diciembre de 2010
12 de diciembre de 2010

En sus páginas aparecen los nombres de todos los historiadores que en la región se han preocupado por rescatar el pasado histórico de los municipios para dejar plasmados, en prosa bien cincelada, los sucesos que han marcado lo que el autor califica como hitos de la identidad regional.

Desde el prólogo escrito por Fabio Vélez Correa, donde sostiene que el autor expresa “ideas profundas,decantadas después de numerosas horas de lectura”, hasta el ensayo que cierra el libro, titulado “Revisión bibliográfica de la historia caldense”, este libro del reconocido escritor supieño se constituye en un aporte importante para afianzar las tesis sobre cómo ha sido el desarrollo de nuestro departamento. Estudiando el pensamiento de los escritores que se han interesado en el rescate de nuestra historia comarcana, Jorge Eliécer Zapata Bonilla logra explicarnos, en páginas bien logradas, cómo se formó este ente territorial, cuáles son nuestras raíces, qué significó la colonización antioqueña y quiénes ha forjado la cultura de Caldas.

En “Hitos de la identidad caldense” el lector se encuentra con una serie de ensayos que sobre el devenir histórico de la región el autor ha publicado en diferentes medios de comunicación, o que ha leído en eventos académicos sobre historia regional. Hay en estas páginas aproximaciones afortunadas a personajes que con su brillo intelectual han marcado nuestro itinerario, como Otto Morales Benítez, Adel López Gómez y Albeiro Valencia Llano. Al primero dedica dos extensos ensayos, donde lo señala como “guionista de la cultura caldense”. Sobre el maestro Adel López Gómez recoge un estudio donde muestra el sabor terrígeno de su obra literaria, destacándolo como uno de los más importantes representantes de la que se ha dado en llamar literatura costumbrista.

Campea en las páginas de “Hitos de la identidad caldense” una prosa bien elaborada, de excelente factura literaria,trabajada con la donosura propia de un escritor que se ha caracterizado por el manejo preciso del lenguaje. Jorge Eliécer Zapata Bonilla no recurre a eufemismos para calificar el aporte de los escritores caldenses al conocimiento de nuestra tradición cultural. Simplemente reconoce que quienes se han aventurado en el rescate de nuestro pasado histórico son verdaderos titanes de la investigación, que han hecho posible descubrir las raíces de nuestra formación étnica. Se expresan en este libro las preocupaciones temáticas de un escritor que muestra cómo los caldenses hemos construido una sociedad orgullosa de sus ancestros antioqueños.

Jorge Eliécer Zapata Bonilla rescata del olvido, en este libro, los nombres de varios personajes que colocaron su capacidad emprendedora para darle bases sólidas a la identidad regional. El ensayo sobre la personalidad del padre Nazario Restrepo Botero, un sacerdote educador que dejó honda huella en varios municipios de Caldas, es una página bien lograda. Aquí el lector descubre aspectos desconocidos en la vida del fundador del Municipio de Viterbo. El autor le da el puesto que merece en la historia de Caldas. Dice que fue un sacerdote fundador de pueblos, formador de juventudes, excelente orador sagrado y notable escritor. Un religioso que llegó de Sonsón para dejar en Caldas la impronta de su formación humanística.

Por la densidad de los temas tratados, “Hitos en la identidad caldense”, de Jorge Eliécer Zapata Bonilla, se convierte en un referente obligado cuando se quiera hablar sobre la historia de Caldas. ¿La razón? Es un libro donde se enfoca con criterio sociológico no sólo el proceso de la colonización antioqueña, sino también las costumbres de nuestros indígenas en los años de la conquista. El autor, que ha sido un estudioso de los temas históricos del occidente caldense, analiza el proceso migratorio que se vivió en Caldas después del año 1800, para determinar que los caldenses tenemos,como lo sostiene Otto Morales Benítez, fuertes  raíces mestizas. Este libro está llamado a convertirse en texto de consulta cuando se quiera indagar sobre la realidad histórica de Caldas.