20 de abril de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Desde Armenia

26 de diciembre de 2010
26 de diciembre de 2010

Trascendió que habrá definición en torno a una de las investigaciones que le siguen a la senadora Amparo Arbeláez Escalante.

Hay mucha expectativa porque el  procurador ha resultado muy enérgico en la toma de decisiones aunque la senadora Arbeláez está muy tranquila de acuerdo a lo que ha manifestado a sus inmediatos colaboradores.

Podría haber noticia antes de finalizar el año en este sentido. Mucha atención.

¿Qué pasó con la tal sede de Telecafé para el Quindío?

Han pasado dos años y medio desde que asumió  funciones el gerente de Telecafé, Jorge Eduardo Urrea Giraldo  y una de sus “preocupaciones” fue dotar al departamento del Quindío de una sede para el canal. Pura paja, nada se hizo, llegaron recursos con ese destino de la Comisión Nacional de Televisión y se dispararon para otros menesteres.

Le metieron cuentos a todo el mundo de que ese canal es lo mejor del país y que por poco se gana un Oscar. Pajudos.

Ahora  acomodaron como pudieron las instalaciones del “gran canal” en el piso 17 de la gobernación y hasta allí llegó el cuento de la tal sede.

Seguramente,  por estas afirmaciones, habrá editorial del periódico local-donde le prenden velas no se sabe a cuenta de qué y por qué-  alabando las grandes condiciones ejecutivas del gerente y las llamadas a las emisoras y los boletines de prensa no se harán esperar para seguir ayudándole a mantener el ego al frustrado petimetre.

Una gestión lánguida, sin ninguna presencia en el mundo nacional de los canales regionales y cada que se hace una observación, terremoto total con la anuencia de algunos periodistas que son favorecidos por el canal, no pagan por los espacios y si lo hacen es de manera simbólica.

Termina un año más y para ser sinceros eso de Telecafé es un fiasco. Esperamos los editoriales, pero que nos muestren con cifras y realidades las conquistas de esta pusilánime gestión. No tiene por gerencia propia nada para mostrar.

No se sabe qué pasa con esa junta directiva que cada mes “pupitrea” todo lo que le llevan, incluidos viajes costosos al exterior del gerente, sin ninguna rentabilidad para el canal.

Qué harán ahora que les acaben con el chorrito de la CNTV

Granja indiscutible candidato  

El médico cardiólogo, Alejandro Granja Martínez, será el candidato del partido de la U. a la gobernación del Quindío. La decisión ha sido tomada por los directivos de esta colectividad alejada de las groserías de algunos dirigentes que han querido manosearlos.

Alejandro es un candidato de campanillas, quienes le conocen saben que tiene una mirada completa de la región, es un hombre inteligente, se sabrá rodear y como están las cosas no cabría duda de que podría suceder a Julio César López sin mayores inconvenientes. Que le jale el médico Granja que tiene con qué.

La clínica Central del Quindío… qué peligro  

Como puede confiarse, ¡por dios ¡en un centro médico como la Clínica Central del Quindío, donde no le pagan a los trabajadores.

Llevan dos meses con  todo el mundo sin recibir los salarios y menos las obligaciones legales de fin de año.

¿Un paciente puede tener a su alcance todos los rigores en su atención si esa empresa no cumple con obligaciones básicas con sus  trabajadores? Lo dudamos.

Lo más agrave del asunto es que existen hechos concretos donde al parecer por presencia de bacterias recurrentes y que no tienen atención oportuna por parte de quienes tienen las responsabilidades en este sentido, han fallecido varias personas.

Si se habla de conocidos como Luis Alfonso, Diego o Jorge Iván, quienes al parecer contrajeron sus dolencias en esa clínica, qué se dirá de los anónimos que no tienen quién se queje.

Ojo, y es un llamado a las autoridades de la salud en el departamento que deben velar porque se cumplan todos los protocolos tanto de salarios como de higiene en esa entidad.

Podrían tener trabajito si cumplen con sus funciones los del ISSQ.

Los magos de Fondelibertad  

La corruptela de algunos periodistas es evidente y en grado sumo en la capital de la república donde no tienen ningún estupor para hacerse a los dineros del estado.

Qué tal la maravilla del esposo periodista de la directora de Noticias RCN Televisión a quien la contraloría general de la república le embutió 600 millones de pesos para varias publicaciones y algunas quedaron en deuda porque nunca aparecieron.

O los 1.500 millones de Fondelibertad que le entregaron chan con chan parte al mismo y a otros para que no hicieran absolutamente nada.

Y el tal Harlan Henao hizo en octubre pasado que ese rubro subiera de 1.500 millones a 5 mil. Qué podredumbre. Otros en el Quindío le autorizan rubros escandalosos a medios inexistentes o a películas de media noche sin ninguna audiencia para partir el billete. Descarados y pillos. Los de estos lados ya serán denunciados. Estén alerta que va a haber noticia grave en este sentido. ¿Pulcros? Cómo no.

Aquí no pasa nada  

Estamos muertos de la dicha por las declaraciones del ministro de comercio exterior, Sergio Díaz-granados, nuestro padrino, porque aquí no pasa nada, todo está bien, solo vamos a hacer unas casitas y la aplicación de las autoridades territoriales en todo sentido hace que seamos ejemplo de prevención en todas las materias.

“Vamos a recibir estas peticiones del gobernador y los alcaldes pero estén tranquilos que por estos lados no pasa nada mayor” atinó a decir el encumbrado funcionario. Chao Ministro y muchas gracias.