26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Noticortas

10 de octubre de 2010
10 de octubre de 2010

Me comentó de la gira con “La Columna de Fuego”, como grupo base de la extraordinaria folclorista nacional Leonor González Mina a comienzos de los años setenta. Al respecto Rodríguez me dijo: “fue una inolvidable experiencia, la que me dio la oportunidad de conocer una buena cantidad de países de la ex Unión Soviética y el bloque socialista. Cuando terminó nuestro contrato con “La Negra Grande”, nos quedamos en España en busca de proyectar nuestro sonido y la banda. Las cosas no salieron como las habíamos pensado, no conseguimos mucho trabajo y el billete comenzó a escasear. En alguna oportunidad, el padre de Adolfo Castro , nuestro trompetista, le envió un dinero, cuando este llegó nosotros pensamos este nos va aliviar nuestras necesidades, para sorpresa de todos, Adolfo Jr, se lo gastó en ropa !!!Por la falta de trabajo y pesetas, Roberto Fioreli, baterista,abandonó el grupo para radicarse en su Italia natal. Lo reemplazó, un muchacho español, Miguel, el que no dio la talla. Fue cuando recurrí a ti para que me consiguieras un percusionista”.
“Cuando se integró Álvaro Galvis ,el grupo, este estaba conformado así: Adolfo Castro jr, Trompeta -Cipriano Hincapié, trombón- Koky Abarca, (costarricense) guitarra-Jesús el Calvo, cantante (español) Miguel Hernández, trompeta- (dominicano) Daniel Bazalta, percusión- Jaime Rodríguez, bajo y director, Álvaro Galvis, batería. Diariamente trabajábamos montando nuestro repertorio, en Ensayos Papi.- Después de muchos sacrificios y luchar por salir adelante en España claudiqué. Viajé a New York, donde trabajé hasta de taxista. Cuando la música me reclamó, regresé a la tierrita., donde encontré a quien me supo esperar y perdonar: Julia Emma. Hoy ella, al lado de mi madre, Beatriz es mi apoyo y mi todo en los difíciles momentos que estoy viviendo”
-Cuando Jaime regresó en 1987, me buscó para que le ayudara a ubicar trabajos, lo contacté con Antonio Emme , pianista de Leonardo Favio, con quien comenzó a laborar. A los pocos meses ya estaba facturando muy bien como arreglista y músico. -A Jaime lo conocí en 1965, cuando llegó a “Los Gold Fingers”, para reemplazar a Mario Cuesta. Rodríguez no venía de una escuela rockera, era un guitarrista estándar de música internacional. Su cuello de botella en el Rock fue el fraseo y el sabor, por lo que tuvo algunos problemas con Oscar Lasprilla quien le insistía que escuchara y se empapara del sonido Inglés y de los grandes: Creen, Erick Clapton, entre otros. Jaime, fue un gran amigo y compañero. Cuando Oscar Lasprilla dejó Los Ampex, en un gesto muy noble me regaló su primera guitarra eléctrica, una Teisco, fiel copia de la Stratocaster Fender.

La última vez que hablé con Jaime personalmente, fue en la Clínica San Pedro Claver. En aquel momento estaba resignado a su final y entregado por completo a lo espiritual. Murió el 16 de abril del 200l. Jaime perteneció a la segunda generación de los pioneros del Rock nacional. Integro, Gold Fingers- Ampex- Siglo Cero y Columna de Fuego. Compartimos dos grandes giras, La de Fernando Valadés y Milo a Go Go. En el 65 -66 y 67s . Además de algunas, presentaciones al lado de Brando Ortiz.

Leonor Gonzales Mina. ''La Negra Grande de Colombia”- Indiscutiblemente la más importante folclorista nacional. A finales de los años cincuenta viajó a Europa y Asia, integrando una delegación artística que visitó casi todos los países del bloque socialista, en los que conquistó sus primeros logros internacionales, los que la animaron a continuar con su compromiso en la difusión de nuestro folclore a nivel internacional.- En 1958, gracias a los éxitos internacionales, firmó su primer contrato discográfico, con Sonolux. A comienzos de los sesenta contrajo matrimonio con el percusionista y compositor Esteban Cabezas. Personaje al que conocí y con el que compartí, cuando produje un álbum para Leonor, en Discos Philips. Cabezas fue un hombre de corazón a la izquierda y bolsillo a la derecha. Sus anécdotas con personajes zurdos tenían el sabor de un afrocolombiano, simpático, folclórico el que anduvo por esta dimensión sin muchos afanes. De esta unión nació Candelario, quien fue una autoridad y personalidad en la música europea, especialmente en Italia a donde viajó siendo casi un niño. Desafortunadamente murió en un accidente, a mediados de los setenta, cuando su nombre comenzaba a tener el reconocimiento de los grandes productores musicales.
Comenzando el nuevo milenio me di a la tarea de recuperar la obra que ella grabó en Discos Philips, hoy Universal. El material estaba abandonado irresponsablemente por los “ejecutivos” de esta compañía en un galpón. !Es inaudito que nuestro patrimonio folclórico, nuestra identidad musical, no merezca el cuidado y respeto que se merece!. Pero si en Universal, la irresponsabilidad es total, lo de Sonolux, es miserable. Allí un “mago de marketing” dio orden de tirar a la basura casi la totalidad de nuestro patrimonio folclórico. !!! ¿Qué hace el Ministerio de Cultura? Absolutamente nada al respecto !!!. Afortunadamente hay compañías como CODISCOS, la que es consiente de lo que representa para Colombia, nuestro folclore, la huella de los grandes forjadores de nuestra identidad.

Vuelve CARLITOS PINZON, mecenas del Rock nacional, pionero de nuestra radiodifusión, periodista y filántropo. Vuelve con su TELETON. En su primer evento en 1982 le colaboré con el elenco Internacional de Discos CBS. Colombia está en mora de rendirle un gran reconocimiento a este extraordinario hombre de nuestra RADIO Y TELEVISION.
Desde este rincón hago votos pro la pronta y positiva recuperación de dos buenos comunicadores, Fredemiro Núñez Cruz y Tito Martínez O. Quienes fueron sometidos a delicadas intervenciones en sus corazones.

Edgard Hozzman – Londonderry New Hampshire
Otoño del 011 – X-10-010