2 de julio de 2020
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La Carta del Boticario

2 de octubre de 2010
2 de octubre de 2010

Da pena que una figura tan talentosa haya sido echada al olvido, pese a que tuvo un papel estelar en la radio durante 33 años, tiempo en el que alternó y compitió profesionalmente con otros humoristas de su generación como Raúl Echeverri, “Jorgito”; Carlos Emilio Campos, “Campitos”, y Guillermo Zuluaga, “Montecristo”.

Quienes tuvieron el privilegio de verlo y escucharlo en sus memorables presentaciones en el demolido Teatro Junín, de Medellín, recuerdan sus magistrales imitaciones de Hitler, Mussolini, Hiroito y Franco.

Del archivo disperso de Mario Jaramillo (en la foto, abajo), el Contraplano ha rescatado una de sus más ingeniosas creaciones: Una carta de un boticario para su novia redactada a base de calambures con todos los remedios de una farmacia.  Veamos:

 “Mi querida ampolleta: Yoduro amándote  siempre y no Potasio dejar de pensar en Tilo.  No me mario jaramilloCloroformo  con tu silencio y no se que habías Asafétido desde que  no te Bejetú. Si hemos de Permanganato así, no te podré Salvarsán de que te sigan dando Bromidrato y tendrás que seguir con el que tú Amameris en otro tiempo. Nitrato de decirte lo contrario por que tú no me Guanandais la reserva y la gente se Riodona de mí cuando lo Sepia. Pero tú eres muy indiscreta y esas Amigdalinas tuyas son muy Antisépticas.  Me  gustaría que no las Tartáricas,  pues serán mucha Tenoxina y tienen un instinto  muy negro de humo. No le cuentes nada a mí futura Seroterapia, porque se Esparteína la noticia por toda la Cicuta.  Que no lo sepa tampoco mi Suero; quién sabe qué Argalina a tí ese viejo Antitísico. Te juro por Dioxogen que yo nunca Mentolatum. Dime si has recibido mis Antitélmicas  cartas y si has roto todas mis papeletas. Creo que mis palabras te pasan inadvertidas y no me Creolinas. Eres la más Belladona que conozco, Dentro de mi Pectoral el corazón es un Borax  incendio. Me siento comprimido y me Sulfuro. Tú bien sabes que con mis palabras no te desKresto y que no te las digo por fórmula. El domingo Vacelina a conversar contigo. Deseo  que mi amor te alumbre  y no sientas Celis por mi.  Tú amor me Malta.  Ni Adelina, ni Crementina fueron novias mías sino amigas. Si tú has sido Formalina conmigo; yo también he sido Formol y te he dado muchos regalos. Nadie ha sido tan Bonamic como yo. Solamente tú  puedes Mitigal mi dolor. Eres mi flor de azufre aunque muy Antiflogistina con ese miedo a tus padres. Diles que  dejen esa Jeringa porque yo Penetro a tu casa por las buenas o por las Malarias.  El sábado fui a visitarte,  pero te encontré Dormina. Me recibió tu hermanita Emetina que por cierto me ha parecido Magnesia y tiene en la cara unos gramos muy feos. Si este es motivo para cortar nuestras relaciones, lo siento mucho. Esa noche me hizo bastante daño el Serenol  y me tuve que ir a tomar unos rones al barrio Guayacol;  ahí sí hay canela de rasca la  que me puse; casi  me Atropina un carro;  Yodo sé cómo no me mató. Cuando nos casemos,  te pienso regalar muchas cosas. Dile a tu mamá que ella Nuez moscada y peca oponiéndose a nuestro noviazgo. Linimento  más este asunto, pues yo me Supositorio que al respecto te dijo algo don Veramón. Estás muy bonita y Robustina. No creas que es Ungüento que te estoy echando, ni que te lo digo por Tiroidina: No creas que te traiciono. Te Orodolo  con todo el corazón y para que te convenzas, estoy listo a hacer Quaker cosa  por ti; soy capaz hasta de Eliminol mi existencia. Nos casaremos muy pronto, aunque a tu padre le parezca una Vainilla y le Cholagogue.

Aunque me duelen mucho los callos con estos zapatos  nuevos,  iré a verte mañana. Espero te pongas el traje de Vitamina azul que tanto te luce. Pregúntale a Quina Larroche, que es veterinaria en esto de las modas. Me despido estrechando emocionadamente la Palmolive de tu mano. Eter minado. Tuyo, Termómetro.

Posdata:  Avísame cuándo es tu cumpleaños, para Colgate.