27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Un carnaval extravagante e inhumano.

30 de septiembre de 2010

Este logro es producto del avance y profesionalismo de las Fuerzas Armadas colombianas, gracias a la tecnología de equipos, a su experiencia, a su madurez, a su responsabilidad para con la Patria y al tesón de su membresía, quienes vienen de muchos años atrás soportando los ataques injustos, inclementes y alevosos de las organizaciones criminales a un costo altísimo, aún con el precio de sus vidas para velar por los derechos de los asociados y defender la constitución y la ley.

Los testimonios de ex secuestrados y reinsertados ex guerrilleros asì recuerdan al máximo jefe estratega de las Frac: sanguinario, inflexible, intimidante, narco, a veces divertido y de detalles desconcertantes, y hasta tenía manifestaciones de afecto con sus cercanos, lo que lo hacía merecedor a un profundo respeto. No obstante lo anterior, ese desquiciado era, ante todo, un  “ser humano”, un congénere nuestro y su deceso produce un enorme alivio general, mas no un jolgorio extravagante y pletórico de calificativos e imágenes inhumanas, de pronto, sensibles y ambivalentes para el intelecto de los menores.

Las fuerzas armadas de Colombia merecen todo el apoyo, reconocimiento y admiración  del pueblo. Ellos sí, los verdaderos y únicos “héroes”. Título que los medios de comunicación no  puede estar regalando o rifando al azar al primero de los burócratas de escritorio, que se presten para hablar, sin ton ni son, y, mucho menos, sin conocimiento de causa, de operaciones de inteligencia y estrategia militar, como ocurrió con la ‘operación Sodoma’, y otras tantas que han adelantado exitosamente los’ héroes de la patria’.

Las alabanzas y glorificaciones mutuas en estas complejas operaciones militares, caben y no incomodan cuando se dan recíprocamente entre los miembros de las fuerzas armadas en todos sus rangos. Además, deberían de ser los únicos autorizados para rendir declaraciones o expedir comunicados de esta clase de operativos para ser difundidos por los medios, absteniéndose de mencionar ciertos pasajes que por aquello de seguridad deberían permanecer en reserva, y que, al menos, yo, no estoy interesado en conocer. Asì opera en todos los países del mundo, incluyendo, por supuesto, a las potencias.

Es de mal gusto y produce urticaria, cuando ciertos encumbrados funcionarios, enfermos por lo mediático, comienzan en sus declaraciones con la retahíla de los plurales en primera persona: “le doy gracias a mi Dios, porque nos ha bendecido con esta victoria”; “empezamos el bombardeo a eso de las 2 de la madrugada”, “vamos a pagar la recompensa” etcétera, y, detrás, parte de los verdaderos héroes petrificados, generales y almirantes, haciéndole al ministro su guardia de gala en su comunicado televisivo.

La compasión cristiana para con los demás seres, en los que practican esta religión, es dogma de fe y de deber. Mostrar una actitud prepotente y pendenciera y de manera burlona manifestar que lo único digno de lamentar en la operación ‘Sodoma’ era la muerte de una perra (entiéndase animal), es abyecto y vergonzoso en persona prudente, máxime sí la persona ostenta la investidura de ministro. El Estado, a través de sus dignatarios, no puede  igualarse o equipararse con las organizaciones criminales mostrando la misma deshumanización.

Es desconcertante y nada fácil de comprender el por qué en boca del ministro de la Defensa y de algunos altos mandos de la Policía, mas no del Ejercito, se dan a conocer detalles de muchas operaciones que, sin duda alguna, en muchas ocasiones han dado al traste con su objetivo:  “el mono Jojoy está muy demacrado, lo tenemos cercado”;“tenemos a Cano en la mira, en horas caerá”; “infiltramos en las Farc a zutano o perencejo”; empezamos el bombardeo a tal hora”; “ le colocamos a las botas un dispositivo”; “Alfonso Cano estuvo a punto de caer un mes antes que Jojoy”, estos y otros detalles ni convienen, ni le interesan al pueblo, se necesita un parte objetivo: cayó abatidoX, lacónicamente y punto, eso es lo que le interesa al país.

Los medios de comunicación deben de procurar, en un futuro, dejar de crear falsos héroes, no se engañen ni engañen a los demás, alimentándoles de esa manera la vanidad.

Manizales, Octubre 1º de 2010.