26 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Tranquilidad en Risaralda por restricción a las vigencias futuras

9 de septiembre de 2010
9 de septiembre de 2010

Así lo dijo el Secretario de Hacienda del Departamento, Jorge Alexis Mejía Bermúdez, explicando que en materia de vigencias futuras la Gobernación le ha dado al tema un manejo racional y responsable a un instrumento amparado por la Ley 819 de 2003, y con el cual se están financiando proyectos estratégicos del Plan de Desarrollo.

El funcionario recordó que al corte del 31 de diciembre de 2009, las vigencias futuras del Departamento alcanzaban la cifra de noventa mil millones de pesos, de los cuales, sólo el 30% corresponden a vigencias futuras financiadas con recursos propios del Gobierno Departamental, ya que el resto del monto pertenecen a fuentes como el Sistema General de Participaciones, la Estampilla Pro-Desarrollo, las Rentas Cedidas y las Regalías.

“Las vigencias futuras del Departamento cumplen con todos los requisitos establecidos en la ley, corresponden a proyectos inscritos en el banco de programas y proyectos de la Secretaría de Planeación, están sustentadas en contratos o convenios, y además cuentan con los estudios y análisis relacionados con la capacidad de pago de las diferentes obligaciones”, preciso Mejía Bermúdez.

El Secretario de Hacienda del Departamento manifestó su desconcierto en torno al cuestionamiento que se hace de las vigencias futuras, para financiar iniciativas importantes como es el caso del Plan Departamental de Agua, recordando que fue el propio Ministerio de Hacienda, a través de su Dirección de Apoyo Fiscal, y el Ministerio del Medio Ambiente, quienes desde el Gobierno Nacional estructuraron la estrategia para llevar a cabo la ejecución de este proyecto en cada departamento colombiano.

En este sentido, fue enfático al indicar que con las vigencias futuras se respaldaban los créditos administrados por un consorcio de fiducias, en este caso el FIA.

Insistió el funcionario, en que lo más importante a la hora de analizar las vigencias futuras es identificar las fuentes de financiación, que pueden ser de toda índole, pero claramente definidas, y que por eso, el Departamento de Risaralda no tiene nada de que preocuparse.