27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La «vida secreta» de Carla Bruni

12 de septiembre de 2010
12 de septiembre de 2010

«Carla, une vie secrète», de Besma Lahouri, «periodista independiente», será publicada por Flammarion el próximo miércoles, pero llega precedida de un rosario de filtraciones que, aparentemente, han terminado por irritar al presidente de la República, que ha conseguido un primer ejemplar del libro.

Antes de publicarlo, Flammarion ya dio a leer el original a sus abogados, con el fin de evitar el riesgo de perder ningún proceso. Los consejeros de Sarkozy en materia judicial han estudiado la obra. El presidente evalúa las ventajas e inconvenientes de un proceso que daría al libro una publicidad excepcional.

Revelaciones escabrosas

A lo largo de año y medio de trabajo, Besma Lahouri ha entrevistado a cerca de cien personas que han tratado a Carla Bruni, antes y después de contraer matrimonio con Nicolas Sarkozy. La periodista promete «revelaciones escabrosas».

Lahouri no ha podido entrevistar a Sarkozy ni a su esposa. De ahí el carácter «no oficial» de la obra, que la autora y el editor consideran como «un trabajo de investigación», centrado en las facetas menos convencionales de la vida pasada y presente de la primera dama de Francia.

De la vida pasada, no son un secreto el rosario de amores y amoríos, las fotografías no siempre discretas, los escándalos más o menos espectaculares, las declaraciones intempestivas sobre el amor, el sexo, la pareja, la droga, los temas de sociedad más «crudos».

De la nueva vida de Carla Bruni, tras su matrimonio con Nicolas Sarkozy, Besma Lahouri afirma: «Carla es una mujer que siempre ha vivido en barrios de ricos, en grandes mansiones familiares, rodeada de criados. No tiene el más mínimo contacto con la realidad y vive en una bola dorada. Está muy alejada de la vida del francés medio. Solo le interesa su imagen, que intenta controlar por todos los medios. Se dice mujer de “izquierdas”, pero no dice nada de la actualidad. Está convirtiéndose en un problema político para su marido».