2 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Huelga general

18 de septiembre de 2010
18 de septiembre de 2010

Ahora bien, si además de la crisis económica hay elecciones a la vista, pues cada partido político quiere sacar ventaja de la situación. La actitud del primer ministro de España frente a la expulsión de los gitanos de Francia, si bien coincide con el del jefe de la oposición, el exministro Rajoy, deja muy mal parado a Zapatero ante muchos de los militantes del PSOE por considerar que ha debido asumir una posición más dura frente a expulsión de gitanos, por considerar que es una acción xenofóbica e inhumana.
Pero la situación más conflictiva para el gobierno español proviene de la amenaza de una huelga general de trabajadores convocada para el 29 de septiembre y de la cual el Partido Popular quiere sacar los mejores dividendos, atacando a Zapatero por el hecho de haber legalizado a miles de inmigrantes, con unas consecuencias desastrosas para la economía española.
El asunto no es fácil, toda vez que es claro que la falta de mano de obra en Europa era una verdadera amenaza para su estabilidad económica, en la medida que posee una enorme cantidad de población jubilada que ya no cotiza para su pensión. Pero lo que el PP le enrostra a Zapatero es el hecho de haber realizado una legalización a tal cantidad de inmigrantes, sin haber realizado un estudio más profundo sobre las consecuencias que iría a traer el hecho de que los legalizados trajeran a sus hijos, sus esposas y sus padres, en este caso a una población que demanda educación y salud, si retribución adicional de los inmigrantes.
Los jubilados de otra parte están amenazados en dos sentidos: no habrá incremento a su jubilación para el año entrante y de otro lado, la edad de jubilación se incrementaría de 65 a 67 años.
De todo ello, decía, el partido de oposición busca ganar adeptos acusando al Partido Socialista de sostener a una gran cantidad de trabajadores, con unos permisos sindicales que cuestan mucho dinero a las empresas y al gobierno, todo ello, dicen, para congraciarse con los sindicatos.
El gobierno de Zapatero dice, está dispuesto a conversar con los sindicatos, antes y después del 29 de septiembre. Mientras tanto, España tiene el campeonato en Europa en cuanto a número de desempleados (o parados como les dicen por acá), cifra que supera el 20%, es decir, compitiendo cabeza a cabeza con la ciudad de Pereira.