28 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fabio Becerra Ruiz,un “boyaco” buen tipo

15 de septiembre de 2010
15 de septiembre de 2010

fabio becerra

De Izquierda a derecha, Edgard Hozzman, Antonio Pardo Garcia, Fabio Becerra Ruiz 

Sus cuatro hijas, Karen Carolina, Diana Mariela y Sheila que lo adoran y le  acolitan sus locuras,  constituyen su mayor tesoro, pese a sostener  que no ha sido buen padre y menos  un buen marido, al punto que reconoce públicamente  que  las mujeres que pasaron por su vida lo echaron de sus afectos, excepto su actual   esposa Gladys,  con quien comparte su vida hace mas de 30 años ,  sus hijas, y Doña Mariela que lo trajo al mundo  en la bella tierra boyacense, la misma de Rojas Pinilla, Rafael Antonio  Niño y Fernando Soto Aparicio, sus grandes ídolos y coterráneos.

Sus peculiares manillas traídas del África y que usa hace varios años, sus trajes exóticos y descomplicada manera de ser, le han granjeado el afecto de sus amigos y la burla amable  de sus familiares y relacionados, que le admiramos sus cualidades como cantante aficionado,  aplaudido locutor que marcó toda una época en la radio y la televisión de Colombia, periodista ,  abogado especializado, dinámico gestor cultural, dirigente sindical, sentido declamador, profesor universitario, directivo gremial,  músico autodidacta y muchas otras  facetas más, entre ellas   promotor de artistas, actividad que le ha permitido viajar  por el mundo difundiendo la música de Colombia, labor que   le ha merecido numerosas condecoraciones y reconocimientos,  entre ellos  de la Embajada de Colombia en Sudáfrica,  donde recorrió  numerosos escenarios y diversos países,  llevando el folclore de Colombia a las tierras del  pasado mundial de futbol, así como de entidades públicas y privadas que han destacado su entrega a la comunidad y a las causas nobles de la patria.

 El “Profesor Becerra”  como lo apodó el aplaudido Alberto Piedrahita Pacheco, se siente igual dialogando sobre cualquier tema  con altas personalidades,  que   conversando con vendedores de lotería,   de puestos de dulces y  gente humilde,  de la cual es su “parche” y confidente frecuente.

Honesto  en su actividad profesional, pulcro en la amistad, y serio en sus compromisos, “Don Fabito” llegó  a la capital desde su natal Duitama, hacia 1960,  para  ser unos de los grandes lectores de noticias de Colombia como voz oficial de Radiosucesos RCN desde su fundación,  y gran figura de la televisión de hace varios lustros, actividades que abandonó sorpresivamente para dedicarse al Derecho,  a la actividad sindical, y a  la gestión gremial como directivo de importante colegio de abogados de Colombia, sin descuidar una permanente labor cultural como difusor de obras de los grandes escritores colombianos, promotor  de numerosos eventos de apoyo a la música tradicional de la patria, y permanente enamorado de  causas nobles de Colombia.

Aunque ya olvidó  su trauma de no ser abuelo,  Fabio no ha podido superar sin embargo la frustración de no haber sido músico, pese a ejecutar como autodidacta diversos instrumentos, entre ellos  el piano, la dulzaina, el acordeón,  el órgano, y  a hacer sus pinitos como cantante aficionado y  compositor, actividad  ésta última a la que piensa dedicarle su tiempo de pensionado de la Gobernación de Cundinamarca, entidad en la que  prestó sus servicios largos años, y de la que se retiró hace poco para dedicarse el dulce oficio de mirar las cosas con calma, viajar por el mundo, y capotear los problemas que no dejan de presentarse en todas las épocas de la vida.

Admirador profundo y casi fanático de la música country,  entre sus predilecciones musicales están  oír a Kenny Rogers, Dolly Parton, Willie Nelson, al igual que  a Tom Jones,   Engelberth Humperdinck,  pasando por Vicky Carr, Virginia López, Los Cuatro Hermanos Silva, y por supuesto  “el jefe”   Daniel Santos, José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán y Cuco Sánchez, con quien departió copas y recuerdos, en su época bohemia  como animador en Radio Cadena Nacional del programa estelar “Noches de Candilejas”  recordado musical en vivo de la radio de los años 70 en Colombia,  actividad de la cual se alejó definitivamente para dedicarse al derecho, al servicio oficial como funcionario, y a la “buena muela” como graciosamente se declara experto,  pese a que no cocina ni tiene habilidad alguna en la gastronomía, en el cual hasta una agua hervida le queda de mal sabor,  por su ignorancia culinaria.

 Recordando sus épocas en radio, considera al desaparecido Monseñor José Joaquín Salcedo, a  Don Enrique Ramírez y a  Don Fernando Londoño como los más importantes radiodifusores en la historia de Colombia,  a Julio Sánchez Cristo como el más destacado periodista internacional de estos tiempos, a Juan Harvey Caycedo  la garganta más prodigiosa que ha producido la radio de habla hispana  en todas las épocas,   cree que  Eucario Bermúdez es el  colombiano más versátil y de mayor prestigio  radial en el exterior,  considera  al “padrino” Alberto Piedrahita Pacheco como la más importante figura de la radiodifusión colombiana, y sostiene que  José Gregorio Hernández G,  es el jurista-locutor y periodista más destacado de su generación,  y quien maravillosamente combina las  profesiones que también Fabio ha ejercido en su vida,   la radio y el derecho, la primera de las cuales abandonó hace muchos años, pese a guardar recuerdos muy amables de esa época de su existencia.

Estima que desaparecido Alberto Acosta fue el periodista más importante de Colombia en el siglo XX, guardando especial admiración por figuras como Orlando Cadavid Correa, Oscar Domínguez Giraldo, Byron Valencia, Héctor Rincón, Antonio Pardo García, Alfaro Cadavid Macías, Edgar Artunduaga, Everardo Rozo Barragán, Jaime Montaño Fernández, Fabio Rincón,  y Carlos Ruiz entre otros, y conservando especial gratitud con su padrino en la radio y en la vida real  David Cañón por su extraordinaria calidad humana, y también permanente agradecimiento con su hermano el Ex – Senador Héctor Julio Becerra Ruiz  y con el abogado Luis Hernando Hernández Márquez,  a quienes reconoce les debe su carrera como jurista, con Samuel Francisco Torres Sánchez su carnal en la gobernación de Cundinamarca,  con Víctor Hugo Hurtado Cortes, su amistad en el derecho,   y con  el Ing. colombo-Danés Luis Alejandro Suarez,  su compañero de infancia , además de amigo y confidente de toda la vida.

BECERRA RUiiiiiIZ,  conserva especial admiración al periodista Manuel Prado, de quien asegura hubiera podido llegar a ser uno de los más importantes de su generación por su calidad profesional, aunque por su sencillez  e ineptitud como “lagarto” jamás accedió a altas posiciones del periodismo como se lo merecía, y cuenta además  anecdóticamente que su carrera de Derecho se la sufragaron en su totalidad sus hermanos, por lo cual se considera el único estudiante de su época que jamás pago por sus estudios pese a no estar becado,  comentando jocosamente que  hasta le representó buen negocio  cursar la carrera  de derecho, ya que por iniciativa de su hermano mayor Jaime,   todos sus hermanos le apoyaron económicamente con sumas  más altas  de lo que le costaron los estudios universitarios.

FABIO BECERRA RUIZ,  continúa jovial y con la mira puesta en nuevos proyectos de servicio a la comunidad, a la cual ha dedicado sus actividades   ahora retirado de la vida laboral, sin descuidar en especial  las gestiones cívicas que buscan proyectar a Boyacá en todos los escenarios posibles, como “cuna de la libertad y orgullo de América”, y a  mejorar la buena imagen de Colombia  a nivel internacional.

Quisimos conocer unas breves opiniones  de este boyacense “buena gente” a quien le  formulamos 20 preguntas de rápida respuesta.

P.Cual ha sido su mayor aspiración y su mayor decepción en la vida?

R: Mi mayor frustración es no haberme ganado el baloto, y mi más grande aspiración es ganármelo, para pagar algunas culebras.

P: Qué opinión tiene del Gobierno de Uribe y del de Juan Manuel Santos?

R: Siguiente pregunta, por favor.

P: A quien considera el mejor periodista de Colombia?

R: A Julio Sánchez Cristo,  a Orlando Cadavid Correa y a Oscar Domínguez

P: Usted es liberal, o conservador, o izquierdista?

R. No soy ni liberal, ni conservador, ni izquierdista, sino todo lo contrario.

P. Un cantante que lo apasione?

R. Kenny Rogers, Lola Beltran y Daniel Santos

P. Un sitio inolvidable del mundo?

R. La Laguna de Tota en Boyacá, el Cerro del Corcovado en Brasil, y San Diego  en USA

P. Un personaje inolvidable que haya conocido y lo haya impactado?

R.  El astronauta Neil Armstrong, “el Jefe” Daniel Santos, y Pelé

P. Un personaje que admire?

R. Bethoven, Arturo Rubistein,  y mi papá Licinio Becerra.

P. Su actriz  de cine favorita?

R. Angie Cepeda, Meryl Streep, y Nicole Kidman

P. Su actor  de cine favorito?

R. Peter O”Toole, Vitorio Gassman, y John Wayne.

P. Su película favorita?

R Lawrence de Arabia, El ladrón de Bicicletas, y El bueno, el malo y el feo.

P. Un director de cine?

R. Mel Brooks, Luchino Visconti y James Cameron.

P. Un comentarista deportivo de su agrado?

R.  Hernán Peláez Restrepo, Oscar Restrepo Pérez, y  Huberto Salcedo Jr..

P. El mejor  narrador deportivo?

R. Benjamín Cuello, Benjamín Cuello, y Benjamín Cuello.

P. Un lector de noticias en radio?

Fernando Calderón España, Gustavo Niño Mendoza y Eduardo Aponte Rodríguez.

P. Un maestro del periodismo para las nuevas generaciones?

R. Antonio Pardo Garcia, Manuel Prado, y Alfonso Castellanos.

P. Un boyacense de las nuevas promociones destacado en los medios de comunicación?

R. Carlos Javier Morantes, Ricardo Rodríguez, y Julio Roberto Reyes.

P. Como se originó su famoso estribillo del Ruiiiiiz en la radio?

R. Mi mama (q.e.p.d.) me insistía por molestar , que no escuchaba su apellido al identificarme las primeras veces que hablé por radio, razón por la cual decidí darle una entonación especial al Ruiz, para dejarla satisfecha, lo cual se me convirtió con los años en un estilo característico, que caló en todo el país al presentarme.

P. Alguna actuación especial que recuerde como abogado?

R. Cuando hice cerrar los calabozos de la calle 40 en Bogotá que tenían más de 50 años de funcionar, y atentaban contra los derechos humanos de los detenidos.

 P. Y su mejor gestión como funcionario público?

R. Haber implementado el plan de televisión que dotó de este servicio a toda la región del Guavio en Cundinamarca, la cual en pleno siglo XX carecía del servicio de  televisión.

P. Que sitios le gustaría conocer?

R. Leticia en Colombia, Bangkok en Tailandia, y Hawái en USA.

P. Un mensaje final?

R. Vivir en paz con uno mismo y con los demás, y creer en Colombia aportando lo mejor de cada uno, para mejorar  la imagen internacional del país.

 

Así terminó esta charla informal con FABIO BECERRA RUIZ, uno de los grandes del micrófono  en Colombia, y un amigo y paisano a quien me dio mucho gusto saludar en mi reciente visita a Colombia.

Londonderry. New Hampshire USA.- Edgard Hozzman- IX- 14 10