3 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Embriagarse y conducir, no riman…

15 de septiembre de 2010

La verdad sea dicha las pérdidas de vidas causadas por seres irresponsables que manejan con tragos, como en los casos del comerciante Jorge Enrique Ayala Ayala y el Abogado Fernando Abello España,  en Duitama y en el sector norte de Bogotá, respectivamente, deben ser penalizadas sin ninguna contemplación y esta debe ser la consecuencia  inmediata con motivo de los últimos hechos ocurridos en las mencionadas ciudades y en todo el país.

El individuo que incurra en este fatal error seguro que no tiene el debido respeto para las demás personas  y mucho menos por él mismo y la ley, por lo tanto, debe penalizarlo sin ninguna contemplación.

Estos fatales hechos   nos dejan a todos los ciudadanos la más elemental lección de respeto y maneras de llevar nuestra vital existencia y esto es, en síntesis, nunca mezclar licor y gasolina.

Si  en lo corrido del presente año,  más de 200  personas han muerto en Colombia en accidentes ocasionados por conductores en estado de embriaguez, la sola lectura de esta dato nos debe llevar a la gravedad de este delicado  problema.
 
Además, todos debemos tener en cuenta que según organismos internacionales  de salud las defunciones por accidentes relacionados con el alcohol (choques, atropellamientos y suicidios) ocupan los primeros lugares entre las causas de muerte en muchos países del mundo…

[email protected]