23 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Tribugá, puerta que se abre al mercado de Asia

29 de junio de 2010
29 de junio de 2010

"El puerto de Tribugá representará una reducción en costos de fletes en carretera de 15 por ciento. Es muy importante el papel de Tribugá para Antioquia, Bogotá y el Eje Cafetero", comentó Ana Alexandra Muñoz Mora, gerente del Proyecto Arquímides, sociedad de economía mixta que promueve y ejecuta el emprendimiento.

En el momento se desarrolla el plan maestro, estructural y de inversión. la construcción se haría en dos etapas con una terminal de turismo, cabotaje y pesca y un terminal multipropósito de carga.

Esta primera etapa tendrá una inversión de 10 millones de dólares y la segunda contará con 170 millones de dólares, con una ampliación futura de 380 millones de dólares aproximadamente.

"Hay que hacer una llave muy cercana con el Viejo Caldas. Esta región está urgida de tener en la actividad portuaria un factor de desarrollo. Estamos como dormidos. Es desarrollar todos los servicios complementarios. Salimos más convencidos de la importancia de este puerto", expresó Álvaro Villegas Moreno, presidente de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros (SAI).

Para el ingeniero español Flavio Tejada Gorráiz, director de Infraestructura y Planificación de la multinacional Arup, este nuevo puerto es una oportunidad para desarrollar una terminal multiproducto para lograr una activación del consumo y abrir la economía colombiana al mercado asiático.

"El comercio mundial está volcado para Asia. La capacidad de comercio entre Europa, el Mediterráneo y el Pacífico debe ser compensada a través de nuevos ejes. En este momento Colombia está perdiendo una oportunidad. El sudeste asiático es el lugar donde se están ubicando las grandes empresas y donde hay unos nuevos pesos económicos del mundo. Por eso este puerto de Tribugá es importante", dijo Tejada Gorráiz, en el certamen académico Tribugá, un desarrollo portuario sostenible.

Para Tejada Gorráiz, un puerto es mucho más que muelles y terminales. Por eso este proyecto deberá ser desarrollado a través de una infraestructura terrestre para poder importar y exportar productos desde la región y esto acompañado de sistemas ferroviarios. "Un puerto es un consumidor nato de energía y hoy en la costa pacífica el suministro es muy limitado. Eso se deberá desarrollar y mejorar para que haya viabilidad", aseguró.

El tema ambiental
El puerto de aguas profundas que se quiere construir en Tribugá supondrá, según los expertos un impacto en la dinámica litoral de la zona.

En la actualidad este desarrollo económico adelanta el diagnóstico ambiental y alternativo y se espera que esté listo antes de tres meses.

Una vez esté revisado por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial se espera realizar el estudio de impacto ambiental, previos los términos de referencia del Ministerio.

Uno de los valores importantes de este proyecto, que destacan sus impulsores, es buscar en el mundo el conocimiento necesario para adelantarse a las consecuencias de ese impacto local en la costa. Esa asesoría la está realizando Instituto de Hidráulica de Cantabria (España).

"En los trazados habrá que tener en cuenta las zonas limítrofes. La mayor parte del tráfico de ese puerto será dominado por Antioquia y el Eje Cafetero. Ese tráfico, que pasará por zonas muy sensibles hay que controlarlo", comentó David Marcano Ceballos, director de Operaciones de la Autoridad Portuaria de Santander (España).

Para Marcano Ceballos, el papel del Estado no solo deberá ser de facilitar licencias, sino facilitar los servicios que serán necesarios. "Un desarrollo de este tipo deberá tener ciudades nuevas, con hospitales, escuelas, universidades y personas capacitadas para que lleguen a esta nueva zona. No se debe dejar afuera a nadie y se deben escuchar todos los sectores. Está claro que Colombia necesita más puertos en el Pacífico. La decisión de abrirse a los mercados de Asia es de país, lo otro es meramente técnico".