13 de noviembre de 2019
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

Partido Verde, opción al futuro

23 de junio de 2010

No fueron suficientes 160 años de existencia para haberse consolidado como alternativa de poder en los últimos años. En la medida que empezaron a comprometer su aspecto ideológico con otros partidos o movimientos políticos, se fueron debilitando estructural y programáticamente; para poder subsistir necesariamente tienen que continuar remolcados por el partido de gobierno. Padecieron en sus últimos años de una intoxicación ideológica que los hizo poco viables, y finalmente los llevó al panteón de los generales derrotados en combate. Lo único que resta es celebrarles los funerales y extenderles oficialmente su partida de defunción. Lo más doloroso es que ambos murieron asfixiados por el clientelismo, obra de los caciques regionales, pero tolerados por quienes últimamente los orientaron.
Es claro que los soportes fundamentales de todo partido o movimiento político, son: su definición ideológica, sus postulados y la parte programática. Está comprobado que la burocracia negociada, los embrutece y los vuelve insensibles a las necesidades de sus copartidarios, que todos los días necesitan de sus orientaciones para desarrollar planes y programas de desarrollo propios de su ideario y doctrina.
Por eso, la votación del Partido Verde del pasado domingo, es tan importante para el País, fue el producto de una aceptación explícita de los postulados y lineamientos expuestos por su Candidato a través de los seis meses de campaña. Aunque se diga que Antanas Mockus, fue un mal candidato, falta comprender la profundidad de sus ideas y las sanas intenciones que siempre lo han animado para sacar adelante un País en paz, libre de alianzas y componendas.   
Muchos analistas políticos, que se aventuraron a predecir que el Partido Verde con su candidato Antanas Mockus, iba a retroceder en el número de votantes en la segunda vuelta, se quedaron cortos en sus apreciaciones. No solo se recapturaron los votos de la primera, sino que aumentó su caudal electoral en más de quinientos mil.
Pero lo más importante, es analizar el impacto que van a tener  en la política nacional  los casi 3.600.000 sufragios depositados por los verdes el domingo pasado:
1º- hay que entender que el mansaje es claro y contundente de igual número de ciudadanos para el gobierno: se muestran inconformes y en desacuerdo con el manejo clientelista que se le viene dando desde hace varias décadas a la administración pública, por donde se filtra el principal dolor de cabeza que nos aqueja, cual es el de la corrupción y los carteles de contratación.
2º- El mapa electoral con igual número de votos depositados, cubre todas las Regiones del País. Hasta allí llegó la Ola Verde, con un mensaje claro para decir a sus seguidores que hay que cambiar la forma de hacer la política. No quedó ningún departamento o municipio donde no se haya manifestado el inconformismo a través del voto popular. Cada uno de ellos podrá convertirse en un factor multiplicador.
3º- El Partido Verde, quedó como el único partido de oposición al gobierno, que se inicia a partir del 7 de Agosto. Como lo manifestó el doctor Antanas Mockus en su discurso de reconocimiento a la victoria de Juan Manuel Santos: “seremos una oposición con independencia y de reflexiones. Lo bueno se apoya y a lo malo se le hace oposición progresiva y sistemática”.
4º- E Partido Verde, será una oposición cohesionada, mas no fraccionada, esto quiere decir, que todos los que votamos el pasado domingo, vamos a mantener una línea de conducta única, debatida permanentemente; pero sin fisuras, ni en la base ni en la cúspide. Seguiremos los lineamientos de los directivos que serán el producto de asambleas y concertaciones.
5º- La votación que se logró está totalmente descontaminada de la política tradicional, no existen alianzas ni componendas políticas. Preferimos perder las elecciones antes que doblegarnos a las exigencias y extravagancias de quienes exigían, se les garantizara participación burocrática.
6º- Un mensaje Claro y Contundente: Para el gobierno que termina y el que se inicia: es que no seremos inferiores ni indiferentes ante los destinos de la Nación, pero, siempre buscando la verdad por encima de cualquier circunstancia. Nunca se dirá mentiras a los Colombianos, por piadosas que ellas sean, en el Partido Verde se prefiere claudicar, antes que ganar poder con trapisondas y engaños.   

[email protected]
[email protected]