25 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Huí del toro porque ya yo sé lo que es una cornada”

17 de junio de 2010
17 de junio de 2010

Momentos en que intentaban convencer a Hernández de que regresara a la corrida. Foto AFP

Y ante semejante hecho bochornoso para el novillero, quien salió al paso al anunciar su retiro de la profesión, el experto en tauromaquia y miembro de Astauros, Jorge Manrique Grisales, asegura que es normal que los toreros sientan miedo, pues en cada corrida se están enfrentando a la muerte.

Por eso explica que un matador debe estar hecho de valor, y esa sería la principal razón para asegurar que dicha profesión no es para todo el mundo.

“Para ser torero se necesita tener capacidad física, mental y hasta técnica, pero, sobre todo, valor para enfrentar la muerte. De allí el refrán que dice es más fácil ver los toros desde la barrera”, afirma Manrique.

Opinión que también comparte el periodista taurino John Zamora, al expresar que la imagen de Cristian Hernández corriendo es la comprobación de que para ser torero se necesita valor.

Zamora sostiene que lo sucedido el domingo es conocido en términos taurinos como ‘la espantada’, que es cuando un matador le toma mucho miedo al animal y puede ocurrir que se paraliza, no mata al toro, o termina la corrida antes, entre otras reacciones.

Manrique y Zamora también coinciden en afirmar que esta no sería la primera vez que un profesional de los toros sale corriendo. Dicen que el hecho ha sucedido desde siempre, pero el atenuante sería que ahora vivimos en un mundo tecnológico, en donde la información se propaga rápidamente por la web.

Pero más allá del hecho de que Hernández haya sentido miedo ante el animal salvaje, lo que ha causado asombro es su decisión de salir corriendo de la plaza.

Ante este cuestionamiento el novillero dijo ayer en entrevista a La W radio que “me desconcertó por completo mi reacción, porque siempre fui valiente, pero últimamente me han pegado los toros, y es ahí cuando uno se pone a pensar si estás dispuesto a que el animal te vuelva a pegar, o si es mejor seguir viviendo”, explicó el joven que en su vida profesional, mató a 85 toros, y que nunca había dejado a uno vivo.

Hace algunos meses un toro había herido en la pierna al matador mexicano de 22 años.

También relató que cuando vio al animal sintió un miedo muy grande que no pudo controlar, y fue en ese momento en el que se dio cuenta que esa profesión no era lo suyo.

Finalmente sostuvo que, a pesar de la burla de la que ha sido víctima, no se arrepiente de nada de lo que hizo, y en cambio ahora prefiere concentrarse en muchos sueños por cumplir, como el de terminar la carrera de arquitectura.

Trastorno de ansiedad. Para la psiquiatra Astrid Correa la actitud de Cristian Hernández puede ser entendida como la respuesta a un trastorno de estrés postraumático, tomando como punto de partida sus declaraciones.

“Según lo que cuenta el torero, lo que le sucedió fue que se le reactivó en su mente todo el evento traumático que sufrió la vez anterior, cuando fue atacado por el animal”, comenta Correa, quien hace parte de la junta de la Asociación Psiquiátrica del Atlántico.

En este tipo de trastornos los síntomas que se presentan varían, pero sin duda, las ganas de salir corriendo, y la sensación de muerte, hacen parte de este.

Pero mientras el torero tratará de olvidar lo ocurrido, pasará mucho tiempo para que el mundo se olvide de ese particular hecho.