15 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Correa asegura que la región necesita un nuevo organismo para solucionar conflictos

26 de junio de 2010
26 de junio de 2010
La nueva Organización de Estados Latinoamericanos y Caribeños, nacida durante la Cumbre de Grupo de Río en Cancún, México, "es una instancia, más bien de resolución de conflictos", señaló el mandatario.

Correa aspira que este organismo regional de América Latina y el Caribe sin Estados Unidos ni Canadá, "sea el nuevo espacio integracionista, pero todavía no estamos es esa etapa", reconoció.

Explicó que se trata de una continuación del Grupo de Río (integrada por los jefes de Estado de América Latina y el Caribe), que trató "tan eficazmente", el problema del pasado 1 de marzo de 2008, entre Colombia y Ecuador.

El "Grupo de Río que tan eficazmente trató, por ejemplo, el problema colombo – ecuatoriano con el bombardeo del 1 de marzo de 2008, a diferencia de la OEA que fracasó totalmente con el problema hondureño".

"Necesitamos un espacio de países latinoamericanos en igualdad de desarrollos relativos, similitudes culturales, etcétera para resolver nuestras controversias. Ahorita tenemos a nivel americano que resolver nuestras controversias en Washington", criticó el gobernante.

Señaló que en la OEA, "el peso de Estados Unidos es desequilibrante", por lo tanto reiteró que se necesita de nuevas instancias.

Al ser interrogado sobre la X Cumbre de la Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA), en la que participaron organizaciones afrodecendientes e indígenas, el mandatario agregó que es un ejemplo de inclusión, por parte de las naciones que integran el bloque.

Esta cumbre, celebrada este viernes en Ecuador, es la primera en la que participan organizaciones sociales junto a los jefes de Estado y Gobierno.

"Visibilizar a nuestros pueblos ancestrales a los afrodescendientes que muchos años han pasado excluidos, invisibilizados, son la mejor muestra de los procesos de exclusión, ser afrodescendiente de un pueblo ancestral en nuestra América es casi un sinónimo de ser pobre (…) eso tiene que cambiar", reclamó Correa.

En cuanto a los logros obtenidos en el encuentro, indicó que la presencia de estas organizaciones ya "es un logro".

"La propia cumbre ya es un gran logro concreto", insistió. Asimismo, recordó que, entre otras cosas, se acordó la creación de un Consejo de Indígenas y Afrodescendientes, coordinar una nueva fase de Tratados de Comercio, entre otros convenios.

Explicó que el Consejo de Indígenas y Afrodescendientes, es con la finalidad de "vigilar en toda la región en el ALBA que se implementen políticas públicas a favor de nuestros pueblos ancestrales, nuestros pueblos negros".

Sobre el reconocimiento de la diversidad cultural, indicó que ya Ecuador "es un Estado plurinacional y multicultural".

Aclaró que la plurinacionalidad, concepto que también comparte Bolivia, es "reconocer que somos una nación de naciones", cada una con cultura propia, pero "todos bajo el paraguas de Estado unitario".

En otro tema, la Asamblea Nacional de Ecuador, aprobó el Sistema Único de Compensación Regional (Sucre), acuerdo que tiene como finalidad minimizar el uso de las monedas extra regionales, como el dólar.

En este sentido, Correa indicó que los beneficios con la moneda "serían muchos", y que ya países como Argentina y Brasil la están aplicando.

El Sucre "minimiza la necesidad de una moneda extra regional para los intercambios" entre los países de América Latina.

Por último, al ser interrogado sobre como continuarán las relaciones entre Bogotá y Quito, después de que el ex ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, ganara las elecciones y confesara que estaba orgulloso de haber bombardeado a Ecuador, el mandatario explicó que aún a nivel formal falta completar la última fase de la normalización de las relaciones: el intercambio de embajadores.

"A nivel de pueblo se seguirán llevando de la mejor manera, a nivel formal nos falta completar el último paso para normalizar totalmente las relaciones es intercambiar embajadores", informó.

Continuará el proceso de normalización, siempre que cumplan con lo que han ofrecido, aseguró Correa, y no vuelvan a "poner en la palestra" una guerra preventiva o búsqueda de terroristas, porque la respuesta va a ser militar, advirtió.

Finalmente señaló que "veremos como marchan las cosas" y pidió que se repita por parte del presidente electo de Colombia, las disculpas por el bombardeo.

teleSUR/yi – MM