13 de noviembre de 2019
Aguas de Manizales. Banner octubre de 2019.

Ola verde no se detiene

9 de mayo de 2010

Con su candidato Antanas Mockus, a la cabeza, y fórmula vicepresidencial, de Sergio Fajardo, la Ola Verde, está llegando también con todo furor y entusiasmo a los sitios más recónditos de la Patria. El Sector Campesino a donde se creía que no iba a penetrar, nos ha dejado sorprendidos. Son miles las veredas que se están organizando desde las cabeceras municipales para recibirla como una forma de esperanza que se cierne en un mejor futuro para el desarrollo rural del País.

Debemos ser conscientes, que el sector rural ha sido el más golpeado en los gobiernos de todas las épocas. Siempre lo han utilizado como el trampolín de promesas ilusionarías e irresponsables para captar votos. Le endulzan el oído a nuestros campesinos, con programas de desarrollo agropecuario, que finalmente quedan relegados a mezquindades inocuas, porque los grandes presupuestos son dilapidados por delincuentes de cuello blanco y guantes de seda, que de agro no entienden un carajo, pero, se dan la buena vida representando a las diferentes agremiaciones rurales, con sueldos extravagantes y un séquito de aduladores pagados siempre con el presupuesto que asigna el Estado para el desarrollo Rural.

Nuestros campesinos de todas las épocas adolecen de los más elementales medios de supervivencia para ejercer las duras faenas agropecuarias. Lamentablemente en las campañas electorales, los candidatos acuden a diferentes trucos para hacerles creer que ahora sí les llegará la época de bonanza.

Si hacemos un inventario de lo que actualmente es la Colombia Rural, nos quedamos sorprendidos por la enorme deserción y poca actividad que se presenta en todas las regiones y cadenas de producción. Soy de los que cree con toda honestidad que el mayor crecimiento de la delincuencia en Colombia, empezando por los grupos guerrilleros, paramilitares, y delincuencia organizada, está en las continuas falencias del sector agropecuario. No podemos seguir admitiendo que cuando se dictan políticas de favorecimiento a los campesinos, estas caigan en manos de los intermediarios que se hacen representar a través de ONG, fantasmas u organizaciones de papel, para usufructuarlas y manejarlas a su acomodo.

Por eso la Ola Verde, invadirá a la Colombia Rural, con un proyecto para la recuperación del Sector Agropecuario en todas sus dimensiones. Hay que empezar por constitucionalizar el Agro, y definir unas políticas sumamente claras, garantizando al campesino la permanencia en sus parcelas con todas las prerrogativas sociales, para que su actividad sea realmente rentable y su futuro no continúe obnubilado frente a promesas incumplidas de los gobiernos de turno.

Uno de los principales programas para beneficio del sector rural, que emprenderá la administración de Antanas Mockus, es el regreso del campesino al campo, todos sabemos que la población desplazada que en los actuales momentos es de más de cuatro millones de compatriotas, más los que ingresan al sector urbano a fortalecer los cinturones de miseria, sencillamente porque trabajar el campo en las condiciones actuales no les es rentable bajo ningún punto de vista. Desde el Partido Verde, sin ánimos triunfalistas, estamos preparando un foro con todos los candidatos para que expongan ante el País, cuales serian las políticas agropecuarias en caso de resultar elegido presidente de la República. Consideramos que, así no sea el doctor Mockus, el nuevo presidente, este debate debe hacerse de cara al País, para que se conozcan cuales, son sus falencias y posible soluciones, teniendo en cuenta una serie de factores que obligan a reestructurarlo, empezando con sus instituciones adscritas, con el fin de acercarlas más al campesino y sobre todo acabar con una serie de ONG, particulares que ningún beneficio le están prestando a su desarrollo.

Los candidatos deben saber, cuales serán los planes de contingencia que adoptarán frente a la avalancha de productos de otros países, que invadirán nuestro mercado interno como consecuencia de los Tratados de Libre Comercio, TLC, firmados entre Colombia y varios Países del hemisferio.

También es muy importante que expliquen qué programas piensan adoptar para permitir el regreso del campesino al campo, especialmente de la población desplazada y reinsertada; y cómo garantizar la permanencia en sus parcelas. Otro punto fundamental, es, cómo garantizar la industrialización y comercialización de los productos agrícolas, una de las principales coyunturas de nuestros campesinos en tiempos de cosecha.

[email protected]
[email protected]