16 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Jorge Eliécer Orozco: el periodista quindiano con mayor kilometraje

21 de mayo de 2010
21 de mayo de 2010

Ha recibido dos doctorados Honoris Causa, uno en administración de la Universidad La Gran Colombia y otro de la Universidad de Quito en comunicación Social.

Escribió el libro Lehder el Hombre que en su momento sirvió para comprender la influencia del narcotráfico en la sociedad colombiana y  sus letales consecuencias.

Mantiene desde hace quince años el programa Hablemos del Quindío en el Canal Telecafé donde se ha dedicado con devoción y sentido de pertenencia a difundir las bondades de su región.

Dirige hoy un programa Palabra contra Palabra en el mismo canal donde confronta realidades y saca conclusiones importantes como ejemplo del buen periodismo.

Tiene unas magnificas relaciones humanas y personales que le han llevado a ocupar cargos directivos en una docena de juntas  de empresas y entidades cívicas entre las que se cuentan Actuar Famiempresas, Fundación para el desarrollo del Quindío y la Fundación Alejandro Londoño donde se destaca por su juicio en la toma de decisiones de trascendencia.

Ha sido tentado en varias oportunidades para actuar en política pero siempre ha mantenido una prudente distancia entre el ejercicio periodístico y esta actividad pública.

Como artista tiene una de las más sobresalientes voces del país, ha grabado una serie de CD en los que resalta los valores terrígenos y una que otra veleidad universal. Tiene a su haber varias composiciones que lo hacen pertenecer a la antología de creadores de música en el Quindío.

Desde hace dos años largos es el director del periódico LA CRONICA donde desde de su trinchera editorial defiende los intereses colectivos y ejerce una defensa a ultranza de la honestidad y ataca frontalmente  la corrupción.

Si pudiéramos resumir el perfil de Jorge Eliécer Orozco como periodista no estaríamos lejos al afirmar que se trata del más influyente comunicador del departamento del Quindío sin dejar de lado reseñar su gran sentido del humor y una evidente manera de ejercer la solidaridad.