16 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno departamental avanza en la inspección de procesos productivos

11 de mayo de 2010
11 de mayo de 2010

 

“El cultivo de caña y la alianza panelera son sectores muy importantes que ganan cada vez más fuerza en el departamento y permiten que los campesinos se involucren en otras actividades rentables para así contribuir al mejoramiento de su calidad de vida y al desarrollo regional”; manifestó el gobernante.

 

“Iniciamos hace más de 5 años, actualmente ya son 25 las familias beneficiadas con el trapiche, la caña de azúcar no es un producto común en esta zona pero con el tiempo hemos podido demostrarle a los cultivadores que es un elemento de buenas características diferente al café o al plátano”, dijo por su parte José González, integrante de la Asociación de Cañicultores y Procesadores de Panela de Córdoba, ACAPACOR.

 

La acuicultura, o crianza de especies acuáticas, también empieza a ganar protagonismo en los renglones económicos del departamento a través de aplicación de procesos tecnificados que permiten ampliar el panorama productivo.

 

“Además de la crianza de alevino para la comercialización de la trucha refrigerada también le estamos apuntando al fortalecimiento del turismo y la pesca deportiva en la alta montaña del municipio”; aseguró Geiman Araujo, administrador de la truchera Aqua Azul de Pijao.

 

Según voceros del gobierno seccional, estos procesos de encadenamiento agrícola apuntan a la reactivación económica del agro local a través de la integración de valores agregados a los productos primarios.

 

“Este recorrido por diferentes cadenas agropecuarias alentadas por el gobierno departamental, permite apreciar labores de transformación agroindustrial, generación de empleo e inclusión de personas discapacitadas”; comentó Carlos Alberto Gómez Chacón, secretario de Desarrollo Económico, Rural y Ambiental del Quindío.

 

Tal es el caso de la asociación Nuevo Amanecer por Córdoba, unidad productiva que en el municipio cordillerano vincula laboralmente a personas con limitaciones físicas.

 

“Con frutos endémicos hacemos mermelada de guayaba y mora, cortado de leche, salsa agridulce y arequipe, actualmente el grupo de trabajo está compuesto por 17 lugareños en etapa de capacitación con miras a que cada quien forme su propia unidad productiva”; afirmó Lina Marcela Hincapié, trabajadora social de Gran Fundación.

 

A través de estas asociaciones se han beneficiado cerca de 480 familias del departamento, la administración seccional ha acompañado 68 grupos para un total de 1.080 personas favorecidas con una inversión de mil 960 millones de pesos en la vigencia 2009.