22 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Ex alcalde, a juicio por presuntas irregularidades en Manizales Segura

21 de mayo de 2010
21 de mayo de 2010

Luis Roberto Rivas Montoya, ex alcalde; Julián Andrés Vasco Loaiza, secretario de Gobierno cuando se creó la mencionada sociedad y quien hoy ostenta el mismo cargo; Ariosto Montoya Sierra, representante legal de Manizales Segura y 17 socios y contratistas de la empresa, son investigados por irregularidades en contratación.

Ayer, en la audiencia de imputación de cargos que se realiza ante una jueza de control de garantías en Manizales, los tres mencionados no se allanaron a los cargos por interés indebido en celebración de contratos, violación al régimen de inhabilidades e incompatibilidades y celebración de contratos sin el lleno de los requisitos legales y por esto deberán ir a juicio.

La sociedad Manizales Segura se constituyó en 2006, durante el mandato de Rivas, quien tras su gestión fue considerado como uno de los mejores alcaldes en la historia de la capital de Caldas, aunque también está metido en otro lío: el escándalo de la firma Integramos, una 'pirámide' que tumbó a personas de la clase alta de Manizales.

El objeto de Manizales Segura es dotar a la Policía y a las demás entidades relacionadas con la seguridad de infraestructura y elementos de última tecnología. El año pasado, por ejemplo, recibió cerca de 2 mil 260 millones de pesos por el gravamen que se le cobra a los estratos altos e industrial y comercial.

La Fiscalía también halló contratos que se celebraron antes de la constitución de la sociedad, así como otros con empresas y personas naturales que son socias de ésta. Uno de estos últimos fue para el suministro e instalación de una persiana en poliéster, por un monto cercano a 2 millones de pesos.

El lío de las motos

Inicialmente, Manizales Segura le compró, de contado, al concesionario Casautos 12 motocicletas de fabricación china, a 6 millones 900 mil pesos cada una. Luego, le adquirió otras 41 motos de la misma marca y características y 7 camionetas.

Hoy, la totalidad de las motos están en una bodega, luego de que Manizales Segura las devolviera al vendedor por defectos de fábrica.

"Por las motos mi cliente le dio (a Manizales Segura) una garantía comercial de 12 meses. Tras los reclamos de ésta, se realizó una reunión entre Manizales Segura, un representante de los fabricantes y nosotros, tras la cual se amplió la garantía. Pero la vida útil de estos vehículos es de dos años", afirmó Néstor Jairo Tabares, abogado del concesionario.

Montoya, por su parte, aseveró que "las motos eran nuevas en el mercado y que el vendedor fue muy serio. En cuanto a los problemas que se presentaron con la motos, ellos atendieron las garantías (sic)". Pero esto fue mientras las motos estuvieron rodando en la ciudad.

Montoya dijo que las motos no están 'arrumadas' en una bodega como dice la Fiscalía, sino que allí fueron llevadas porque la Policías las usó y ahora la Alcaldía debe definir que va a hacer con ellas. Lo cierto es que con el dinero de los contribuyentes se paga el arriendo de la bodega.

El representante legal afirmó que la discusión sobre Manizales Segura es si esta se debe regir por el derecho comercial o por la Ley 80 de 1993, de contratación pública. "Para nosotros es claro que es por el primero", subrayó.

En el mismo sentido se pronunció Rafael Mejia, abogado del ex alcalde Rivas: "Es un problema de interpretación conceptual de la Fiscalía", afirmó el jurista.

El director seccional de Fiscalías, Ricardo Rivera, indicó que para el ente investigador es claro que no se observaron las normas de contratación pública. Reveló que el organismo solicitará la medida de aseguramiento para los imputados.

Tres de los 20 imputados no se han hecho presentes en la audiencia y la diligencia de traslado de cargos a ellos se realizará después.

MANIZALES