21 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

David Cameron, primer ministro británico

11 de mayo de 2010
11 de mayo de 2010
David Cameron, primer ministro británico
ABC.es, Madrid
Ya como nuevo primer ministro británico, David Cameron prometió esta noche el Gobierno “fuerte, estable, bueno y decente que tanto necesita” el Reino Unido. A su llegada a Downing Street, Cameron anunció que formará un Gobierno de coalición en el que los liberal-demócratas ocuparán carteras. Explicó que la situación económica mundial y las urgencias del propio del Reino Unido aconsejan un Gobierno coalición como la “mejor y correcta” respuesta a los problemas de la presente hora. Prometió regeneración política, cambio real y confianza en las cosas públicas.
El líder conservador, que se ha convertido en el “premier” número 12 del reinado de Isabel -la Reina ascendió al Trono con Churchill, quien murió antes de que Cameron naciera-, llegó a la famosa puerta del 10 de Downing Street en compañía de su mujer, cuyo embarazo resulta ya bien visible.
Cameron tuvo al principio palabras de reconocimiento hacia el Gobierno anterior y Gordon Brown, a quien quiso rendir “tributo por su larga dedicación al servicio público”. Indicó que durante los años laboristas, el país “es más abierto en casa y más compasivo en el exterior”.
Reconoció que los problemas a los que se va a enfrentar el nuevo Ejecutivo, también las complicaciones normales de una coalición, obligarán a un “trabajo duro y difícil”, pero se mostró convencido del éxito. Se propuso “reconstruir la familia, reconstruir la comunidad y sobre todo reconstruir la responsabilidad de este país”.
Cameron no adelantó la composición del nuevo Gobierno que ya ha pactado con el líder liberal-demócrata, Nick Clegg. Las quinielas que maneja la prensa británica sitúan a éste como “número dos” del Ejecutivo en calidad de viceprimer ministro. Además de Clegg podrían haber otros tres ministros liberal-demócratas, entre ellos Vice Cable, responsable económico del partido.
David Cameron ha accedido al poder después de que los laboristas tiraran la toalla. A primera hora de esta tarde, los laboristas reconocían que sus negociaciones con los liberal-demócratas habían terminado sin llegar a ningún acuerdo, dejando así vía libre al pacto de conservadores y liberal-demócratas.
Se espera un próximo anuncio de David Cameron y de Nick Clegg sobre los términos del pacto que podrían haber cerrado ya, y que los diputados liberal-demócratas así como el comité federal de este partido tiene que aprobar con el 75% de los votos. De momento se desconoce si se trata de un Gobierno de coalición, en el que entrarán Clegg y otros dirigentes de su partido, o de un pacto de apoyo exterior.