21 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Barrió Juan Manuel en el quindío

31 de mayo de 2010
31 de mayo de 2010

Juan ManuelPor: José Octavio Marín Naranjo
Juan Manuel Santos arrasó en el Quindío, la U el gran ganador. La Registraduría puso un punto alto. Derrotadas las encuestas. El desplome del Partido Liberal en el Quindío. La Derrota de Noemí. Ojo, juega Ricardo Arias Mora.
Visite www.noti20quindío.com

La contundente votación de Juan Manuel Santos, es el resultado de un trabajo en equipo estructurado al seno de la U en el Quindío, el afecto y las preferencias corroboradas a favor del presidente Álvaro Uribe Vélez y la disposición general en el sentido de seguir respaldando sus propósitos de Seguridad Democrática y más trabajo para los colombianos.
Pese a que se ganó uno o dos puntos en la lucha contra el abstencionismo, los quindianos ratificaron que más de doscientos mil ciudadanos aptos para votar, son indiferentes ante la responsabilidad que tienen de elegir al nuevo presidente.
La U en el Quindío, en cabeza del senador Ricardo Arias Mora certifica el triunfo conseguido en las elecciones de marzo pasado, cuando su partido obtuvo la mayor votación ungiendo a Libardo Antonio Taborda Castro como Representante a la Cámara. De esta manera, y pese a no ser reelecto senador, Arias Mora toma un nuevo aire que lo coloca cerca del gabinete de Juan Manuel Santos siempre y cuando Juan Manuel ratifique su triunfo en la segunda vuelta el próximo 20 de junio.
DSC01929Se consolida Libardo Taborda que será la expresión quindiana en el Cámara Baja. Con gobierno a su favor, Taborda Castro tiene el compromiso de hablar, expresar y proyectar al departamento desde esa corporación. Gana Jesús Antonio Niño Sánchez como gerente de la campaña, puesto que la mecánica impuesta desde su despacho funcionó a la perfección. Y ganan en esta primera vuelta los uribistas, concejales, diputados, ex alcaldes que no cesaron en ningún momento en su empeño para trabajar a favor de su candidato.
Por fin
Es indudable que la Registraduría Nacional, por fin pudo consolidar un trabajo serio, recuperando la credibilidad perdida tras el fracaso en las elecciones de marzo. En el Quindío su función fue puntual; poco menos de hora y media de cumplirse el cierre de las urnas y sobre las cinco y treinta de la tarde se tenía el consolidado final del 100 por ciento de la votación. Labor cumplida. Pero un hecho destacable tiene que ver con la comodidad y el servicio prestado a los medios de comunicación en la central de cómputos. Como nunca antes los periodistas fueron atendidos en medio de las más considerables atenciones, cubículos especiales para facilitar su trabajo, holgura en el desenvolvimiento y rapidez en el suministro de los boletines. Une y la Registraduría ganan en las elecciones.
Mientras que en materia de partidos, Cambio Radical superó las encuestas logrando una inmensa votación que ahora lo coloca conjuntamente con el Polo Democrático como las dos vertientes que jugarán el papel definitivo para escoger al nuevo presidente. La razón; éstas dos colectividades tienen hoy a su favor la suerte de Santos o Mockus en sus manos, el millón cuatrocientos mil votos conseguido por Vargas Lleras es un suculento botín para los dos finalistas, algo similar ocurre con Gustavo Petro. Por eso, la semana que comienza será determinante para Santos o Mockus ya que en las alianzas se cocinará el futuro presidente. Podemos decir que Cambio Radical tomó otro aire en el Quindío con sus 23 mil votos conseguidos el domingo; no sé si allí jugó abiertamente Juan Camilo Londoño o si fue responsabilidad directa de Atilano Giraldo; lo cierto es que, Cambio Radical si tiene seguidores en el Quindío.

Derrotadas

La derrota de las encuestas se convierte en otro de los hechos más significativos de la jornada electoral del domingo. Su influencia directa a lo largo del debate se acentuó en los últimos dos meses cuando las firmas encuestadoras, colocaron en vilo al país al generar sorpresivos cambios en el supuesto pensamiento de los colombianos. Santos fue puntero, Noemí le siguió y finalmente la aparición del Partido Verde le dio un giro total al debate electoral, colocando al profesor Mockus como el virtual ganador de las elecciones en algunos casos, y en otros, anunciando un empate técnico con Juan Manuel Santos.
La derrota de las encuestas fue total, aparatosa y fatal para las empresas encargadas de recopilar los datos, pues fallaron en un cien por ciento, no acertaron y engañaron al pueblo colombiano. Hoy se habla de la factibilidad de ejecutar un cambio determinante entre el proceso de las encuestas en Colombia para evitar el caos vivido previo a las elecciones; las encuestas quedan en entredicho.

No solo las encuestas

Pero no solo pierden las encuestas. El panorama político del Partido Liberal y el Partido Conservador queda en veremos, su derrota fue estruendosa casi que escandalosa; en el Quindío los liberales casi desaparecieron del escenario al menos en estas elecciones y los conservadores confirmaron su caos; hecho que por cierto se confirmó a nivel nacional, no solo la debacle fue en el Quindío sino en todo el país para estas dos colectividades. Lamentablemente los azules pierden a quien tuvo la oportunidad de ser la primera mujer en llegar a la Casa de Nariño, Noemí Sanín. Su proyecto fracaso de nuevo y ahora con una votación muy inferior a la conseguida en años anteriores; se asegura que Noemí se despide tristemente de su aspiración presidencial.

Lo que viene

Una segunda vuelta innecesaria, con exagerados costos para el país, con una evidente obligación de ejecutar ajustes a las normas, puesto que los resultados obtenidos en estas elecciones fueron categóricos a favor de Juan Manuel Santos. No es justo que gane con una diferencia aplastante y sin embargo no alcance el famoso 50  y uno más por ciento para poder certificar su triunfo final.

A lo mejor vendrán los reacomodos de aquellos que olfatearon inicialmente la gloria con Antanas Mockus, que son triunfalistas que se pegan al tren de la victoria y cuando suenan campanas de derrota echan reversa, los que abandonan el barco después de sacarle jugo al Estado, ya los veremos. Desde luego, que todo puede ocurrir en la segunda vuelta, hago esa salvedad.

Para el Quindío llegan nuevos aires con el triunfo de la U. Alianzas, estrategias y proyectos que empiezan a sumar de inmediato no solo para reafirmar el 20 de junio el triunfo de Juan Manuel Santos, sino, de cara al debate electoral del mes de octubre del 2011.
ricardoDesde ya me atrevo a expresar que en ese proceso el senador Ricardo Arias Mora, tendrá un papel definitivo para la gobernación del Quindío. Si gana Santos, Arias Mora tipifica el candidato ideal, veamos: Como Representante a la Cámara nunca tuvo fallas, presentó y ejecutó proyectos, hecho que certificó como senador, es cofundador del Partido de la U, nació con el Nuevo Partido, es de las entrañas del presidente Álvaro Uribe Vélez, goza de toda la confianza de Juan Manuel Santos, es codirector nacional de la U hasta octubre del 2011, aseguran que podría estar en el gabinete si gana Juan Manuel, es amigo personal del Ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga quien podría ser el próximo gobernador de Caldas, ambos formarían una alianza para trabajar mancomunadamente por la región, es un congresista de renombre nacional, tiene a su favor la honestidad, la puntualidad, jamás ha sido involucrado en temas de corrupción, paramilitarismo, farc política o hechos que atenten contra la nación o su departamento, su nombre tiene peso en el Congreso, en los ministerios, en las instituciones del Estado, conoce las necesidades y siempre ha jugado a favor del Quindío. En su contra figura el no haber podido conseguir la suficiente votación para repetir senado. En resumidas cuentas, Ricardo Arias Mora emerge hoy como un futuro y digno candidato a suceder a Julio César López en la Gobernación del Quindío. Podemos agregar que si Antanas Mockus habla en su proyecto de gobierno sobre la legalidad, Arias Mora e inclusive Luz Piedad Valencia como aspirante a la Alcaldía de Armenia llenan perfectamente esos requisitos y hablo de Luz Piedad pues su candidatura será un hecho; cero corrupción, cero entredichos, cero cuestionamientos sobre su vida profesional, personal, y política como ocurre con su benemérito padre Emilio Valencia, la fórmula que menciono se tendrá bien en cuenta.

Finalmente aunque Santos fue el gran triunfador, todavía queda la segunda vuelta.