25 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

AYER, HOY Y MAÑANA

6 de mayo de 2010

No quisieron que me fuera de Bogotá sin ir a El Poblado a comer criadillas y tortas de seso;sin el cochinillo de la Tasca de Sevilla;sin la carne  de 7-16, en Usaquén;sin la sobrebarriga y las empanadas de La Margarita en Chapinero;sin el viudo de la Pescadería Bohórquez en Restrepo o sin los chinchulines o chunchurria como la llaman en Manizales , en El Viejo de la Candelaria. Amén de galguerías y garullas en los paseos por el norte, en El Versito, frente a Hato Grande.Seis kilos redondean mi vientre de un ya casi cincuentón.Pero no se contentaron con lo anterior. Me llevaron a conocer a Girardot e intermedias.Y me entraron donde Ottavio,una fonda paisa, con comida ídem, y atentaron contra mí al abrocharme un excelso plato montañero, precedido de un aguardiente doble y coronado con una mazamorra.Y al regreso, al entrarme a un restaurante santandereano y regalarme una deliciosa carne oreada con yuca , ají, y cebollitas. Consecuencia:tres días de la cama al baño y del baño al suero.Muchas gracias de todas maneras , en nombre de estas entrañas europeas,maltratadas pero contentas.

Apoveché para leer revistas y escuchar emisoras, con información política, de preferencia. Y tengo para decir, que los felicito. Me habían ponderado un programa de un señor manizaleño,que desde las seis hasta las diez de la mañana ,habla de corrido por una pequeña emisora bogotana. El  señor Londoño Hoyos. Un verdadero pontífice.En todos los temas. No sé de su reating, pero quedé exhausto de tanta sabiduría y con la impresión de que  fuera de su iglesia no hay salvación.Se hace acompañar de unos acólitos que son duchos en el incienso y en el reclinatorio. No aguanté mas de un programa. y alguien me comentó que si se hiciera acompañar del mockusista José Fernando Isaza,manizaleño, otro sabihondo  fundamentalista, completaría una excelente dupleta de lo que llaman la  derecha y la izquierda caviar.Pasé por donde don Juan Gossaín. Me gustó su formato. También pontífice, pero un poco menos que Londoño.A veces oí las opiniones del Doctor de la Calle, manizaleño, a quien no le pude descifrar con quien está en la política colombiana. Lo mismo pasa con Don Juan.Pero al contrario de lo que piensa Vladdo, ni RCN, ni De la Calle,son uribistas.Ni Santistas, En Caracol,demasiado risueño, como nervioso don Darío Arizmendi.Quien no esconde su antiuribismo y su simpatía por los verdes y los girasoles. Otro manizaleño, César Augusto Londoño,hace humor, que no entiendo mucho, lo mismo que el de Gustavo Gómez. Tratan de hacerse los graciosos pero ni fú ni fá.Y la Dra Vivian Morales,bastante plana. Pero aguantan sintonía. Lo de Julio Sánchez y el Doctor Casas,la Doble W, es lo mas parecido a la radio europea. Farandulera, mas forma que fondo,pero cautivadora. En Italia y en España, periodistas como  el joven De Bedout, se dan silvestres. Lo que uno aprecia es que las buenas maneras se conservan en los medios de comunicación colombianos. La acritud, lo directo, que parece grosero, no es característica de la reportería nuestra. Pero ,como lo dijimos al principio,los felicito. Tienen una muy buena radio.Por la tarde, traté de entretenerme con La Luciérnaga ,con el insoportable y patético Gardeazábal o Alvarez Gardeazábal,tan empalagoso como su congénere el caricato peruano Jaime Bayly. Y La Escalera, con el quindiano Iván Parra y Guillermo  Salamanca. Me quedo con lo del imitador Salamanca.

Pasaron por mi lecho, Semana, Cromos, Jet Set, y Caras. Es la otra Colombia. Como pasa de bueno la oligarquía colombiana.Semana se quedó sola en el patio como revista de opinión. Ya nos referiremos a ella y les contaremos lo que opinaron los riquitos de Girardot y Anapoima sobre el porro o marihuana de Santos, Mockus y Pardo y las aguapanelas, chocolates y aspirinas de Nohemí.