28 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Reviven proyecto para aumentar las pensiones de los congresistas

22 de abril de 2010
22 de abril de 2010

La controvertida propuesta, que Caracol Radio denunció en octubre pasado como un 'gigantesco mico', establece que las pensiones de los congresistas no se liquidarán con el 50 por ciento de lo devengado, sino con el 75 por ciento.

Eso quiere decir que las mesadas de un ex congresista, que hoy son cercanas a los 12.5 millones de pesos, pasarían a los 18 millones mensuales, y por constituir un derecho adquirido, podrían devengarla quienes no resultaron reelegidos y tengan estatus de pensionados.

Podría darse por descontada la aprobación de la polémica propuesta, pues de ella se podrían beneficiar lo más de 100 representantes que no resultaron elegidos. Incluso dos de sus autores, los actuales senadores Carlos Cárdenas y Jorge Visbal Martelo, no reelegidos, y Aurelio Iragorri, quien tiene derecho de pensión.

El proyecto, adicionalmente, viola el régimen de pensiones aprobado a comienzos de este gobierno y que establece que a partir del primero de agosto del presente año nadie puede devengar pensiones superiores a los 25 salarios mínimos: unos 12.8 millones de pesos a precios de hoy.

Si el proyecto pasa, los ex congresistas quedarían devengando más de 35 salarios mínimos mensuales.

El representante Germán Varón Cotrino, uno de los opositores del proyecto, denunció que si se aprueba, además de crear un costo fiscal suprior a los 300 mil millones de pesos, va en contravía de 68 fallos administrativos de segunda instancia ya ejecutoriados.

El coordinador de ponentes, Carlos Arturo Piedrahita, dijo que votará el proyecto como lo haga la mayoría de los ponentes, que son seis en la comisión Primera de la Cámara. Pero considera que "dormirá el sueño de los justos", pues cree que no será aprobado.

Los beneficiados

La polémica propuesta, presentada como una 'interpretación' de una ley y un decreto expedidos hace 19 años, de manera general beneficia a todo quien haya sido congresista.

En su artículo primero expresa: "Interprétese el texto del artículo 17 de la Ley No. 4 de 1992, en el sentido de que el mandato que el confiere al gobierno Nacional, relativo al régimen pensional de los Senadores y Representantes, se refiere a las pensiones, reajustes y sustituciones que se hayan reconocido antes o después de su vigencia, sin distinción alguna. El reconocimiento de los derechos no puede ser inferior al 75% del promedio que perciba un congresista en ejercicio durante el último año por todo concepto legal".

Esto quiere decir que quienes dejan de ser congresistas el próximo 20 de julio tendrán el derecho a percibir pensión con el 75 por ciento de su actual salario. En la Comisión Primera de la Cámara, que debe estudiarlo, de sus 35 miembros actuales 15 no fueron reelegidos, cuatro se retiraron, ocho pasaron al Senado y otros 8 consiguieron la reelección.

Si el proyecto pasa a plenaria, su trámite puede ser más rápido que en el Senado, donde pasó de manera silenciosa, pues en la Cámara más de 100 de sus actuales miembros dejarán de ser congresistas a partir del 20 de julio.