20 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

¿Que pasa en el Quindío?

25 de abril de 2010
25 de abril de 2010

Si observamos quienes gobiernan el departamento ubicamos quizá el punto más neurálgico de la región, poca representación como la obtenida en las pasadas elecciones al congreso de la republica, donde se logro un senador y tres representantes, pero es entendible ya que el pueblo en un completo acto de inconformidad decide no votar y quizá lo elegido no fue lo mejor. El quindiano prefiere votar por candidatos de otras regiones con la esperanza de que estos hagan algo por esta región. La cabeza principal del departamento, el señor gobernador quien esta hasta el cuello de escándalos por corrupción, enriquecimiento ilícito y otra cosillas, hasta el día de hoy no empieza a gobernar y la alcaldesa ni se diga.

Aquí se habla cada día que este es uno de los principales destinos turísticos del país. Yo me pregunto, ¿será cierto? Veamos, al principio tal vez lo fue, pero se volvió la principal actividad económica del departamento y se le dio el nombre de industria, se explotó y no se innovó jamás, no se crearon programas de fortalecimiento en este campo, el viajero siempre encuentra lo mismo y es probable que no vuelva. pues es un sitio que no ofrece muchas alternativas. Con una venida ya conoció todo y no queda más que hacer, los pocos parques temáticos, la falta de diversiones, no hay mucho a donde salir pues no hay nada, carencia de centros comerciales y aparte de eso un comercio muy flojo, no es raro encontrarse con el dueño de alguna casa quinta o una finca quejándose ya que no tiene mucha salida su negocio.

La industrialización del departamento casi se vuelve imposible, es ilógico que no se promuevan las microempresas, que el talento sea desperdiciado, los impuestos a la industria real mente altos; hay algunas cuantas empresas es verdad pero sobreviven y el apoyo es mínimo y la creación de otras se ve afectada por roscas e inconvenientes a la hora de dar inicio.

La cultura es promovida por entes internacionales ya que los dirigentes departamentales no saben que esto existe, la universidad del Quindío sobrevive gracias a unos pocos que tienen conciencia pero se ven obstaculizados por los altos mandos; la dirigencia deja mucho que desear.