18 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Plan de Acción Indígena, una herramienta de progreso

12 de abril de 2010
12 de abril de 2010

 

 

Tamayo Vargas, un “Gobernador Andariego”

“Aunque aún faltan muchas cosas por hacer, hemos avanzado en el desarrollo de iniciativas sociales en procura del mejoramiento de la educación, la seguridad alimentaria, la atención nutricional, la salud y la educación, cuyos significados resultados nos han permitido mejorar las condiciones de vida de las comunidades indígenas risaraldenses”, destacó el Gobernador.

Desde la concepción de su programa de gobierno, Tamayo Vargas identificó como uno de sus ejes fundamentales, el reconocimiento y la atención a la vulnerabilidad en que se encuentran cerca de 26.000 indígenas que habitan el departamento.
 
Tales propósitos convertidos en compromisos en el Plan de Desarrollo Sentimiento de Todos, se comenzaron a cristalizar a través del Plan de Acción Indígena, un documento construido conjuntamente con las comunidades beneficiadas y las autoridades regionales y nacionales encargadas de tratar los asuntos indígenas.
 
El proceso democrático y participativo de construcción e implementación del Plan de Acción Indígena adelantado por la Gobernación, ha sido reconocido por el Gobierno Nacional como modelo digno de adoptar en otras regiones colombianas.
 
En desarrollo de este plan, con las comunidades indígenas se diseñó una ruta de progreso, la cual ha permitido beneficios palpables como la puesta en funcionamiento de los Centros de Recuperación Nutricional en el corregimiento de Santa Cecilia (Pueblo Rico) y en el sector del Río Mistrató, así como la construcción de restaurantes escolares en la zona indígena, capacitación técnica en el Sena, cobertura del Sisben y la puesta en marcha de proyectos productivos, entre otros beneficios.
 
Gobernador Andariego
Pero más allá de hacer gestión e inversiones en las comunidades, el Gobernador de Risaralda también ha llegado en persona hasta los sectores indígenas más alejados del departamento, con el propósito de conocer de cerca sus problemáticas, y así mismo, proyectar sus soluciones.
 
No en vano, Tamayo Vargas ha sido el primer Gobernador en ejercicio en visitar con su equipo de trabajo los resguardos indígenas de Purembará, Río Mistrató y las familias de Villa Claret, además de la presencia institucional hecha por sus diferentes programas sociales en Dokabú, Santa Clara, Alto Cauca y demás sector sectores aledaños a los diferentes resguardos indígenas.
 
Este acercamiento presencial con las familias Embera, le han otorgado la denominación de “Gobernador Andariego”, por parte de las autoridades y comunidades indígenas de todo el departamento, quienes reconocen la gestión desarrollada por Tamayo Vargas en sus comunidades.

Atención indígena

Como otra novedad importante implementada por el Gobernador de Risaralda, la cual también ha sido vista con buenos ojos en el concierto nacional, figura la vinculación al equipo asesor, colaborador y de trabajo de la Gobernación, de un indígena para que se encargue de atender los asuntos de las comunidades indígenas risaraldenses.
 
Este hecho se convirtió en un acierto administrativo, en virtud, a que se designó a una persona que conoce las comunidades, su cultura y necesidades, la cual oficia como puente directo entre los indígenas de Risaralda y el Gobierno Departamental.