15 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Los que ganaron y los que perdieron el debate presidencial de Caracol

19 de abril de 2010
19 de abril de 2010

El formato de permitirle a los expertos preguntar le dio profundidad al debate. En particular, las preguntas de liderazgo, preparadas por el Instituto de Ciencia Política y la Fundación Liderazgo y Democracia, fueron sobresalientes. Y en general, el debate sí sirvió para ir aclarando las posiciones de los candidatos. Estos fueron los ganadores y perdedores del debate.

Ganaron

Antanas Mockus se llevó el protagonismo

    * Mockus se ganó el estatus del rival a vencer porque la mayoría intentó diferenciarse o parecerse a él, pero gran parte del debate giró a su alrededor. Además, logró contestar en el tiempo asignado, al punto, pero sin perder profundidad. Mostró contundencia, conocimiento, seguridad en sí mismo.Parecía haberse creído que sí es presidenciable.
    *  
    * Frente a los temas de seguridad mostró que está lejos de los ‘mimos y girasoles’ pero sin perder la base de su discurso de legalidad y en todo caso marcando una diferencia frente a la política de Uribe.
    *  
    * Ante la pregunta de Hernando Gómez Buendía sobre qué reformas estaría dispuesto a negociar con las Farc, dijo que ninguna. “Mientras hablen el lenguaje del secuestro, nada”, dijo.
    *  
    * Perdió la oportunidad de hablar de su proyecto bandera de educación cuando Santos generosamente le preguntó por ella, porque se enredó hablando de educación técnica en Alemania.
    *  
    * También se enredó en la pregunta hipotética sobre si abriría la licitación de un canal de tv teniendo a funcionarios de su gobierno con acciones en la empresa proponente y un candidato presidencial de esta misma familia. Dijo que no creía en el ‘exceso de sospecha’ –en un esfuerzo deliberado por no hacer acusaciones personales contra Santos- pero no le funcionó la estrategia.   
    
German Vargas demostró gran conocimiento
    
vargasVargas Lleras ganó en el debate porque dejó claro que frente a todos los problemas planteados él ya había diseñado una política o había presentado un proyecto en el Congreso como senador.
                      
Dio los nombres de un eventual gabinete suyo (Elsa Noguera para Ministra de Hacienda, María Ángela Holguín para Canciller y Óscar Naranjo para Ministro de Defensa) lo cual es un buen golpe de opinión y se le adelanta a los demás candidatos.
                    
Convirtió su derrota parlamentaria en un triunfo de transparencia porque ante la pregunta de hasta dónde estarían dispuestos a llegar si militantes de su partido tenían vínculos con grupos ilegales, dijo que Cambio Radical había perdido curules por haber depurado sus listas.
                       
En su respuesta sobre si bombardearía en el futuro un campamento guerrillero en un país vecino poco colaborador como Venezuela, admitió haber festejado la muerte de Raúl Reyes pero dijo que no lo repetiría en el futuro porque por la situación actual un incidente de ese tipo le daría razones a Chávez para iniciar una guerra con Colombia. Y propuso, en cambio, su política de seguridad fronteriza para cortarle los corredores estratégicos a las Farc para que no usen a Venezuela de retaguardia.

Con su respuesta sobre qué harían con sus hijos durante la Presidencia, Vargas Lleras mostró el sacrificio personal que ha tenido que pagar por su trayectoria política y sus posturas frontales contra las Farc. Contó que su única hija tuvo que irse del país hace 15 años y que tal vez ya su vida está en Estados Unidos.
                        
Rafael Pardo tuvo su momento de brillo
                        
rafael pardoRafael Pardo tuvo un momento excepcional en el debate al preguntarle a Juan Manuel Santos si él realmente había creído que Pardo tenía vínculos con las Farc cuando lo acusó de eso.Formuló la pregunta de tal forma que no se le notaba rencor pero aún así logró ponerlo contra las cuerdas. Cuando Santos trató de mostrarse como una víctima como si Pardo estuviera obsesionado con un episodio superado hace cuatro años, el candidato liberal evidenció la contradicción en la que caía Santos al abrogarse la condición de víctima.
                   
Su respuesta en el tema de desplazados también fue muy buena. Mostró que tenía una bancada detrás que durante los últimos ocho años ha priorizado el tema de los desplazados y nos recordó que la Ley de Víctimas había sido hundida por presión del gobierno. Mostró un tema en el que su gobierno se diferenciaría radicalmente del actual y de un eventual de Santos.
                     
En el tema de salud, también mostró una actitud constructiva al proponer reunirse mañana con el gobierno para pensar en cómo enfrentar la crisis de salud ahora que se cayeron los decretos de emergencia social. Mostró que estaba preparado en el tema.
                      
En una de sus respuestas dejó claro que piensa ir hasta el final por defender unas ideas de su partido, aunque reconoció que podría resultarle más cómodo a nivel personal hacer alianzas ya para garantizar eventuales cuotas burocráticas. Y así lanzó el mensaje que quienes traicionen su partido para irse con otro candidato son unos politiqueros.
                     
Pardo fue consistente, pero dada su situación en las encuestas necesitaba descollar y salvo por la pregunta a Santos no lo logró.

Perdieron

Santos no supo defenderse y tampoco diferenciarse de Uribe

    *Aunque intentó mostrarse más humano y menos duro, y fue muy generoso con Mockus al preguntarle sobre su propuesta de educación, que es su programa estrella, los demás candidatos se encargaron de recordarle a Santos sus malas jugadas.

    * Rafael Pardo le pidió una explicación sobre la vez que lo calumnió acusándolo de  tener relaciones con las Farc en el 2006 y Noemí Sanín le sacó en cara que le estaba    sonsacando congresistas a punta de dádivas. Santos no logró defenderse bien en ninguno de los dos casos. Tampoco pudo decir un solo caso de falta de determinación que haya tenido en su vida, con lo cual su intento de 'humanizarse' quedó a medias.
       
    * Por su afán de ratificarse como el heredero de Uribe, perdió la oportunidad de mostrar su sello propio y de demostrar que él es capaz de mejorar los lunares del proyecto uribista. Por ejemplo, en la pregunta sobre su política para los desplazados, se limitó a decir que continuaría con lo mismo: fortalecer la seguridad y continuar la consolidación.Citó el caso de Montes de María, que como se sabe, tiene el problema que los desplazados no han podido volver porque unos cuantos terratenientes han comprado toda la tierra. Santos dijo que los abogados no habían permitido sacar los títulos para los desterrados, cuando en realidad a lo que se han dedicado los abogados es a a impedir que la gobernación de Bolívar congele las tierras de los desplazados para evitar que vendan por unos cuantos pesos.
    
    * También dijo que había sido el primero en purgar las listas de su partido de parapolíticos en el 2006, olvidando que si bien sacó dos por presión de Gina Parody, después más de una docena de congresistas de su partido han terminado en la cárcel por sus vínculos con paramilitares.
   
Noemí Sanín, mejor que la vez pasada, pero sin identidad
   
    * Se mostró más segura, más espontánea, con un mejor manejo de los temas.
    
    noemi* Sin embargo, no logra transmitir una visión propia y clara que le permita diferenciarse de los demás. Es demasiado evidente su esfuerzo por querer tomar lo mejor de todos los mundos: cuando le preguntaron sobre la inversión en niñez y de dónde sacaría los recursos, contestó que su prioridad serán los niños, pero también la seguridad. Se presenta como la heredera de Uribe y al mismo tiempo como la renovación política. Dice que está cansada de la polarización y de una 'peleadera inútil' cuando le llegó su turno de preguntarle a Pardo, pero acto seguido, se trenza en una pelea con Santos por los congresistas que supuestamente le está sonsacando con dádivas.

     Sanín no logró dar un mensaje consistente, único o diferente, que le diera una identidad como candidata ,aunque mostró un lado más aguerrido de su personalidad cuando con nombres propios confrontó a Santos de estar ofreciendo dádivas a conservadores para que se cambien de partido. Obligó a Santos a prometer retirarse de la vida pública si se comprobaban estas acusaciones. Fue una movida arriesgada de Sanín que le saldrá bien si tiene alguna prueba.
    *  
    * Su respuesta sobre si estaría dispuesta a canjearse por su hija si las Farc la secuestran, dijo que para eso había nombrado una excelente fórmula vicepresidencial y que renunciaría para canjearse. Con su respuesta mostró agilidad, reivindica a su vicepresidente y marca una diferencia frente a Angelino Garzón, la fórmula de Santos, que si bien lo complementa los que eligen a Santos no quisieran un gobierno de Garzón.

Petro perdió su protagonismo como contradictor
          
          petroo En el debate quedó claro que Petro ya renunció a captar votos en el centro y toda su estrategia durante el debate apuntó a garantizar que sus votos de izquierda no se vayan hacia donde Mockus. Por eso, cuando tuvo su pregunta, la utilizó para preguntarle a Mockus su posición sobre la reforma laboral. Si quería mostrar a Mockus como un hombre de derecha, insensible frente a los problemas de los trabajadores, no lo logró puesto que Mockus reconoció el fracaso de la reforma de Uribe.
          
          o Aunque Petro demostró claridad conceptual en la mayoría de los temas y claramente tiene una visión propia sobre todos los problemas, perdió protagonismo como el contradictor de los demás porque ya ninguno de los candidatos le da juego ni lo ataca.
           
          o El opositor ahora está en el centro, con lo cual Petro pierde brillo. Parecía cansado y aburrido en el debate, a pesar de que varias de sus respuestas fueron muy buenas.
 
          o Por ejemplo, cuando intentaron cuestionarlo por haber invitado a Chávez a Colombia, Petro respondió que el presidente venezolano vino para mostrarle la Constitución del 91 que ellos habían redactado, que Petro defiende, y que es muy diferente a lo que Chávez está haciendo en Venezuela. A diferencia de Uribe, que lo invitó a volverse negociador con las Farc, idea que Petro dejó claro que rechazó desde un inicio.
            
          o Su propuesta de ofrecerle a los narcotraficantes la no extradición a cambio de que entreguen verdad y reparación es avesada y pone sobre la mesa un debate importante.  

LA SILLA VACÍA