21 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La columna de Edgard Hozzman

5 de abril de 2010
5 de abril de 2010

Esta idea le daría una nueva proyección a" los moluscos" y seria una buena oportunidad para la gente que esta comenzando en el periodismo, de entender y aprender lo que es hacer una buena y positiva radio.

Para los colombianos que vivimos en La Unión Americana, es motivo de orgullo, el estar representados por excelentes periodistas en un medio tan importante como CNN: Claudia Palacios- Luis Carlos Vélez- Juan Carlos López- Juan Carlos Arciniegas y Patricia Janiot. Profesionales que están dejando muy en alto el nombre de la tierrita.

Para orgullo nuestro La W, en el espacio que conduce Julio Sánchez, es la frecuencia de habla española más escuchada en el mundo, superada por la BBC de Londres, la que es toda una institución en el globo terráqueo. Como si lo anterior fuera poco, Julio rompió con el monopolio de la radio cubana en el sur de la Unión Americana , donde hoy por hoy es amo y señor de la sintonía la que día a día cautiva mas audiencia en este país.

Sony Music. La otrora gran compañía discográfica, la que llegó a figurar dentro de las 500 empresas más importantes y productivas de Colombia a finales del siglo XX. Lapso en el que abandonó su estrato 1 en la zona se la Sevillana, en las goteras de Bosa, para saltar al 6 en las goteras del Parque del la 93. Comenzando el milenio, llegó el recorte de personal y de sueldos, lo que los llevó a buscar oficinas mas económicas en el mismo sector, de pagar 40 millones de arriendo, pasaron a pagar 20 millones. La caída de las ventas, los han bajado nuevamente de estrato, de la 94a con Cra. 11a se van a trasladar a la Av. Boyacá con Cll 153, donde pagarán la tercera parte del arriendo que estaban pagando.

A comienzos de los inolvidables y románticos años 60s más concretamente en 1961, conocí en el Barrio La Quinta Mutis, a la más bella de este decenio, Swanhild Musikka Blum. Me la presento mi amigo Rodrigo Chacón – q.e.p.d-. Ellos eran compañeros de estudio en el Instituto Decroly.
Cuatro años más tarde esta bella "sardina", le había roto el corazón a, Oscar Golden, Oscar Lasprilla y al recién llegado de su Argentina, Julio César Luna. A las noches de la Discotca “La Bomba” les dió brillo con su presencia y su ritmo. Ella fue la novia del momento mas romántico e idealista de la historia del Rock nacional. A ella todos los pioneros la amábamos. Desafortunadamente partió, en el momento más bello de su existencia, a los 20 años. Murió en un desafortunado accidente de carretera en la vía Popayán – Cali, en la curva del Cofre. Hoy después de 42 años de su partida los viejos rockeros la recordamos como la más bella y tierna. Su hermano Harrald, periodista continúa en el medio, escribiendo y recordando los inolvidables años 60s.

Felicito al Ingeniero Peláez por la excelente conducción que hizo de su espacio Café Caracol, entrevistando a Alfredo Gutiérrez, quien entre otras cosas estuvo a la altura de las exigencias del programa. Peláez hizo gala de su calidez y conocimientos musicales, haciendo la salvedad que el vallenato, no es su fuerte musical, el es de la onda antillana, de la Sonora y los grandes pregoneros de los 50s y 60s. Sin embargo fue una tertulia agradable, sin el molesto formato del interrogatorio y la dosis de morbo, a la que recurren una buena cantidad de periodistas. He escuchado tres Cafés Caracol , en los que Peláez se sale de su línea de entrevistas con las glorias del Fútbol. Estas tres oportunidades lo he escuchado oportuno, seguro y ágil en sus diálogos con sus invitados, Gardeazábal, Gabriel Muñoz L y Alfredo Gutiérrez. Lo anterior demuestra la gran versatilidad y bagaje cultural del Ingeniero Peláez, hoy por hoy uno de nuestros grandes periodistas integrales.

A Iván Mejía, le recuerdo que grandes periodistas y comunicadores comenzaron como discjockeys. Julio Sánchez C- Armando Plata C- Jaime Martínez S – El gran Carlos Pinzón M,, Jairo Alonso Vargas, Juan Carlos López, el mismo campeón Carlos Arturo Rueda C., tuvo un espacio musical en la época dorada de Nueva Granada, para no ir muy lejos, su jefe Hernán Peláez es un discjockey en potencia, además le gusta hablar de música y lo hace con propiedad, esto es bagaje cultural. Por lo anterior le recomiendo no demeritar esta faceta periodística. Sus desafortunados comentarios atacando a la nueva generación de periodistas deportivos, como discjockeys o lanza discos!!! Tratando de dar a entender que en su escala están en la base del periodismo !!! Señor Mejía, le recomiendo cójale dobladillo a la lengua , no se la vaya a morder por que puede ser letal. Deje a los pelados, hacer lo que les parece bien, ellos tienen su propio lenguaje, ellos se entienden e identifican con su audiencia a usted lo ven como el viejo Olafo, amargado. Viva en paz su tercera edad y deje vivir.

Edgard Hozzman- Londonderry New Hampshire IV – 6 -010