27 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Se salvó el proyecto de renovación urbana del sector de San José

11 de marzo de 2010
11 de marzo de 2010

Para evitar traumatismos, la Corte Constitucional decidió avalar los Macroproyectos en curso que fueron adoptados por el Ministerio.

El Gobierno Nacional dijo que acoge y respeta la decisión del organismo de control(que declara inexequible la viabilidad de los Macroproyectos de Interés Social Nacional).

Pese la valoración que en términos de validez jurídica hizo la H. Corte, dicha Corporación reconoció que los Macroproyectos son un instrumento eficaz para disminuir el déficit de vivienda porque generan soluciones integrales en materia de habitabilidad, transporte, vías, servicios públicos, recreación y educación, soportados técnicamente en estudios de viabilidad financiera.

Fueron las entidades territoriales quienes, acorde con los principios de coordinación y subsidiariedad (es decir, el apoyo y complementación de las acciones entre las diferentes entidades del Estado) impulsaron de forma enérgica y decidida la constitucionalidad de la medida.

Sin duda, dijo el ministerio de Medio Ambiente, los grandes perjudicados con esta decisión son las familias más vulnerables y pobres del país. Es reconocido por todos los actores que al encauzar adecuadamente los procesos de urbanización mediante intervenciones urbanísticas efectivas, se lucha de manera contundente contra la pobreza y la inequidad, pues solamente mediante actuaciones integrales se logra controlar el precio del suelo y redistribuir las rentas de la tierra para lograr programas de vivienda con mejores vías, espacios públicos y equipamientos de salud y educación.

En las principales ciudades del país se están conjugando tres factores que están conllevando a que los precios del suelo estén impactando cada día de forma más relevante sobre la propiedad de las personas más necesitadas, condenándolos a vivir en viviendas cada vez más pequeñas y sin buenas condiciones urbanísticas. Estos son:

1). Existe una clara escasez de suelo y una gran demanda por vivienda.

2). Nula utilización de instrumentos de gestión del suelo por partes de las administraciones municipales, como son la expropiación, el desarrollo prioritario, anuncio de proyecto, entre otros.

3). El excesivo número de trámites para autorizar proyectos de vivienda, que se refleja en la ineficiencia en el trámite de planes parciales que duran más de tres años, aunado a prácticas restrictivas de la inversión que desestimulan y encarecen cada vez más el proceso productivo y que alejan a las personas más necesitadas de una solución habitacional.

    *
      La consecuencia de estos factores es la falta de disponibilidad de suelo urbanizable para vivienda, el cual incrementa el costo de la tierra. Según el proyecto de plan de desarrollo para Bogotá, el precio por m2 presenta una tendencia al aumento con una variación del 14% para zonas NO VIS y del 18% para zonas VIS entre el 2006 y el 2007.
    *
      Los suelos destinados para el desarrollo de vivienda durante la vigencia de los Planes de Ordenamiento Territorial POT son insuficientes para cubrir las demandas generadas por el crecimiento poblacional. Con las áreas definidas por los POT sólo se cubriría el 44% de las viviendas requeridas, lo cual se ve aunado a que en los planes de desarrollo no se están destinando recursos para la construcción de infraestructuras de vías y servicios públicos domiciliarios en suelos definidos como de desarrollo, porque se están usando, principalmente, para las áreas incompletas dentro del perímetro urbano.
    *
      Uno de los retos más importantes a futuro, es generar suelo que permita construir Vivienda de Interés Social VIS de menos de 70 SMLM. Para lograr lo anterior, es importante eliminar costos de transacción, formular Macroproyectos multiusos y proyectos de renovación y re-densificación masiva de la ciudad ya construida.

    *
      No obstante, para evitar traumatismos, la Corte Constitucional ha decidido avalar los Macroproyectos en curso que fueron adoptados por el Ministerio, que a la fecha presenta los siguientes resultados:

1. Diez (10) Macroproyectos de Interés Social Nacional adoptados:

    * Buenaventura: Ciudadela San Antonio para 4.000 viviendas
    * Cali: Santa Elena para 5.500 viviendas

    * Cali: Ecociudad Navarro para 6.000 viviendas

    * Barranquilla: Villas de San Pablo para 14.600 viviendas

    * Cartagena: Ciudad del Bicentenario para 25.000 viviendas

    * Medellín: Nuevo Occidente para 6.400 viviendas

    * Neiva: Bosques de San Luis para 3.500 viviendas

    * Manizales: Centro de occidente San José para 3.500

    * Soacha: Ciudad Verde para 25.000 viviendas

    * Pereira: Ciudadela Gonzalo Vallejo Restrepo para 7.500 viviendas

2. Suelo habilitado con norma para proyectos integrales: 1.852 Hectáreas para la construcción de 100.000 soluciones de vivienda.

3. Avance en ejecución de obras de urbanización para 7.900 viviendas.

4. Viviendas construidas: 5.318.

5. Inversión del Gobierno Nacional:

    * $101.712 millones de pesos vigencia 2008

    *
      $106.884 millones en la vigencia 2009

    * Inversión aproximada de $187.222 millones para las vigencias 2010 – 2011.