1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Dos atentados suicidas en el metro de Moscú dejan 36 muertos

29 de marzo de 2010
29 de marzo de 2010

Al menos 36 personas han muerto y 33 han resultado heridas en dos explosiones registradas en la red central del metro de Moscú en plena hora punta, según el último balance de las autoridades rusas, mientras que se han encontrado restos de las dos mujeres suicidas. Alrededor de 8,5 millones de personas utilizan el metro de la capital todos los días.
Según la Fiscalía rusa, los atentados pudieron ser causados por terroristas suicidas. Por su parte, el alcalde de Moscú ha asegurado que los terroristas eran dos mujeres. Ningún grupo ha reivindicado de momento los ataques, pero se sospecha de grupos provenientes del Cáucaso, donde Moscú está luchando contra una insurgencia islamista cada vez mayor.
El FSB ha lanzado una alerta de búsqueda para encontrar a dos mujeres que, según las cámaras de vídeo del metro, acompañaban a las dos terroristas.
La primera explosión ha tenido lugar en la estación de Lubyanka. En la céntrica plaza Lubyanka se encuentra la sede del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB).
"Las explosiones ocurrieron cuando los vagones se encontraban en las estaciones del metro. Murieron algunos pasajeros en el vagón y otros en la plataforma", señaló una portavoz del Ministerio de Emergencia a la televisión rusa.
Situación de las dos estaciones donde han ocurrido los atentados.
Una portavoz del Gobierno ha informado de que 24 personas habrían muerto en esta estación, mientras que 17 personas habrían resultado heridas.
"La explosión afectó al segundo vagón del convoy alrededor de las 7.56 de la mañana en Moscú" (las 5.56 de la madrugada hora peninsular española), según ha informado Irina Andrianova, portavoz del ministerio de Emergencias. "Los equipos de rescate del departamento de bomberos de Moscú están ahora mismo trabajando en la zona", ha añadido la portavoz.

Pánico y caos

La segunda explosión, que ocurrió en la estación Park Kultury, dejó 12 muertos y 15 heridos.
Las líneas del metropolitano donde se produjeron las explosiones fueron cerradas, lo que provocó el caos y el pánico entre los viajeros. El tráfico ha sido interrumpido en varias zonas del centro de la capital rusa y las líneas telefónicas también se ha visto colapsadas.
Este es el peor atentado sufrido por Rusia en los últimos cinco años, y el segundo en la era de Dmitri Medvedev, presidente del país desde mayo de 2008. Rusia lleva luchando contra el terrorismo islamista desde hace más de dos décadas.
Se trata de los primeros atentados contra el metro de Moscú desde 2004, cuando un suicida islamista proveniente del Cáucaso causó más de 40 muertos. El pasado mes de diciembre islamistas del Cáucaso también atentaron contra el Nevski Express, el tren expreso que une Moscú y San Petesburgo, causando 26 muertos.

PEDRO CLAVIJO P