6 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

El negocio del TIM lo paga el pueblo

25 de febrero de 2010
25 de febrero de 2010

Y, en el caso de Manizales, más que en cualquier otra ciudad del país porque ésta y la anterior administración decidieron adelantar el proyecto sin contar con la financiación que del mismo hubiera podido hacer, en buena parte, la nación. Al menos eso es lo que ha logrado la administración de Pasto, para poner un ejemplo.

En diciembre de 2006 por medio del Decreto 0246, el entonces alcalde de Manizales, Luís Roberto Rivas, definió “los criterios y las medidas que se habrían de tomar para la reorganización de los servicios de transporte público colectivo de pasajeros de la ciudad de Manizales”.  En ese decreto y en otro más del actual alcalde, además de los criterios para reducir, modificar y crear nuevas rutas, se autoriza implementar una plataforma tecnológica, un recaudo centralizado de los recursos del transporte público con la selección de un operador y una fiducia para el manejo del nuevo sistema, y se ordena a la Secretaría de Tránsito modificar el modelo para el cálculo de la tarifa a fin de incorporar los costos previstos para la ejecución del nuevo sistema. En el mismo decreto le anuncian a las empresas la aplicación de sanciones si no cumplen con lo estipulado.

CÓMO SE ORGANIZÓ EL NUEVO NEGOCIO

Una vez aprobado -por la mayoría de los concejales de Manizales- el acuerdo que permitió la creación de la Empresa de Transporte Integrado de Manizales S.A., TIM, esta empresa, en su calidad de ente gestor, adjudicó, en medio de varios procedimientos que hoy están demandados ante la justicia, el recaudo a la empresa SUSUERTE, contrató la implementación de la Plataforma Tecnológica con Infomanizales y ésta a su vez terminó subcontratándola con Proyectos Inteligentes -PIN-, entregó el encargo fiduciario al Banco BBVA, asignó la atención de las nuevas rutas a las empresas de transporte y al Cable Aéreo. Creo un Fondo de Seguridad, especie de “colchón financiero” para la operación del sistema Y, la empresa misma, en su calidad de ente gestor, se abrogó casi todas las atribuciones de regulación del transporte que, en el pasado, correspondían a la administración municipal. Veamos, uno por uno, cada nuevo negocio creado para enriquecer a unos pocos con el TIM, sobre la base de que en Manizales se pagan un promedio de 200 mil pasajes diarios.

Recaudo. En medio de una licitación que hoy está demandada ante la justicia, la empresa SUSUERTE, se ganará varios miles de millones de pesos por vender la “tarjeta inteligente” y otros varios miles de millones más por las recargas de la misma. ¿Cuánto se ganará por la venta inicial de las tarjetas? Nadie lo sabe. Lo que sí se sabe es que la comisión adjudicada es del 4.4 por ciento de la tarifa de hoy por las recargas, es decir, se ganará 52 pesos y 80 centavos por cada pasaje que hoy vale $1200. Y sus ganancias se incrementarán con cada alza tarifaria en el transporte público.

Plataforma Tecnológica. Es la parte del negocio que incluye los validadores de la tarjeta inteligente y otra serie de tecnologías de la información que les permitan manejar las rutas, los horarios, el número de pasajeros movilizados y otros aspectos más, a fin de garantizar cierto orden en la operación del sistema de transporte público. Para su mantenimiento y para el pago de los equipos que requieren, les destinan el 2.70 por ciento de la tarifa. Es decir, de cada pasaje, les corresponderá casi 32 pesos con 40 centavos hoy. Pero, en la medida que se incremente la tarifa, se incrementa el valor para el PIN.

Fiducia. El manejo del valor total de los pasajes recaudados por SUSUERTE lo hará la Fiducia del Banco BBVA, que se ganará, por guardar la plata y girarla a las empresas cada ocho días, una comisión de 0,26 por ciento lo que significa que por esa operación obtendrán 3 pesos con 12 centavos por pasaje. Pero, todos sabemos que las utilidades fabulosas que hacen los bancos y demás agentes del capital financiero, las hacen prestando plata. Plata que recaudarán gratis y que colocarán a tasas de especulación.

El Cable Vía. Como es conocido de la ciudadanía, el Cable Vía no da utilidad a la ciudad ni a la empresa que lo maneja, el Terminal de Transporte de Manizales. Para hacerlo rentable, van a obligar, a todos los que utilicen el sistema de transporte de Manizales a pagar un 2,66 por ciento de la tarifa, que equivale a 38 pesos con 30 centavos, por pasaje. Esto, no sólo es un abuso con los recursos de los usuarios sino, la demostración plena de la razón que teníamos quienes advertimos que ese cable no se podía sostener en su operación.

La Empresa TIM. Como prácticamente todos sus objetivos están relacionados con la regulación de los sistemas de transporte en la ciudad, la empresa TIM no tiene rentas propias que le permitan sostenerse. De ahí la necesidad de implementar en la tarifa un porcentaje del 2,67 por ciento para garantizar su operación. Eso significa 31 pesos con 92 centavos por pasajero. Otro gasto que asumen los manizalitas y cualquiera que nos visite.

El Fondo Seguridad. Finalmente crean un fondo de seguridad del sistema, una especie de “colchón financiero” que les dé garantías de operación del TIM y para el cuál dedican el 2.19 por ciento. Es decir 26 pesos con 28 centavos por pasajero.

Todos estos negocios suman el 14,44 por ciento ($173,28) del valor del pasaje que tendremos que pagar los usuarios del servicio, para alimentar y engordar los negocios privados de los beneficiarios de la política de la alcaldía y del gobierno nacional. Este valor, con certeza, se reflejará en el alza que decretará la alcaldía de Manizales, y esto sin incluir lo que se atrevan a aumentar por los demás costos de prestación del servicio que son responsabilidad de los transportadores y a quienes no les han aumentado ese valor en los últimos dos años.

Ante estas realidades, contrarias al interés de los ciudadanos e innecesarias para la prestación y mejoramiento del sistema de transporte que, además, podría hacer el gobierno municipal sin descargarlo en los ya cansados hombros del pueblo, llamamos a las gentes de Manizales a que no compren la tarjeta inteligente y a que exijan que no se trasladen los costos de los nuevos negocios a los usuarios del transporte público. También solicitamos se suspenda el proceso del TIM inmediatamente y hasta que el mismo sea concertado entre la administración municipal, los usuarios y los propietarios de buses y busetas.

COMITÉ POR LA DEFENSA DE LOS USUARIOS Y EL TRANSPORTE PÚBLICO DE MANIZALES