1 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Condenado sepulturero por complicidad con sacerdote , en crimen de madre e hija

15 de febrero de 2010
15 de febrero de 2010

Los hechos ocurrieron el 15 de febrero del 2007, cuando a orillas del río Guática, entre Anserma (Caldas) y el citado municipio risaraldense, las autoridades hallaron los cuerpos incinerados de María del Carmen Arango, 32 años, y de su hija María Camila Díaz, de 5 años.

Se determinó, mediante pruebas recopiladas, que Morales Ramírez, quien se desempeñabba como sepulturero, ayudó a José Francey Díaz Toro, por entonces párroco de Mistrató (Risaralda), a ultimar a María del Carmen y a su hija con arma contundente, luego las envolvieron en bolsas y posteriormente las incineraron en la ribera del Guática.

Por esos hechos, el ex párroco Díaz Toro purga 23 años en la Cárcel de Varones La Blanca de Manizales, donde también está recluido Morales Ramírez, mientras sigue la investigación en su contra por el crimen de la menor.