25 de febrero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Represados 1.600 registros de vehículos por fallas en el RUNT

21 de enero de 2010
21 de enero de 2010

Con la ayuda de un funcionario del Ministerio de Transporte que estará la ciudad desde este jueves y hasta el sábado, el Instituto Municipal de Tránsito de Pereira confía poner fin al represamiento originado en la entidad por la puesta en marcha del nuevo sistema.

Carlos Eduardo Aristizabal, Subdirector de Informática del Instituto, precisó que esta situación obligó a que el Ministerio de Transporte ampliara hasta el 20 de febrero próximo el plazo para que los propietarios de vehículos accedan al RUNT, lo cual garantiza que quienes no hayan podido radicarse en el nuevo sistema, se puedan seguir movilizando con la tarjeta de propiedad provisional.

Recordó que esta situación tiene su origen  en fallas de tipo técnico y procedimental, como la inadecuada lectura que se hizo en Bogotá a la llave digital enviada por la entidad  a través de un CD ROM con datos de unos 9.400 automotores, de los cuales fueron aprobados solamente 147 correspondiente a los radicados en el período noviembre 3 a diciembre 31 de 2009. No obstante lo anterior, el organismo local ha logrado hasta la fecha registrar en el RUNT el 55% de las solicitudes radicadas.  

Aclaró además que Tránsito Pereira cuenta con los equipos cómputo y logístico adecuados para la implementación del RUNT y que las demoras registradas han sido fundamentalmente en las fallas de la firma concesionaria contratada por el Ministerio de Transporte para poner en marcha  la plataforma del sistema en la red de Internet.

Por culpa de estos tropiezos el Instituto registra perdidas diarias que oscilan entre los $15 y 20 millones por los recaudos que se dejan de percibir por concepto de registros de nuevos vehículos. El tema de las fallas del RUNT, fue socializado por el director de Tránsito Pereira, James Andrés Herrera, en reunión con los voceros de Fenalco Risaralda, quienes expresaron inquietudes alrededor de este proceso, que ha generado inconvenientes a las firmas concesionarias y a los comerciantes.