21 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Exigen a Chávez dar cuentas ante Asamblea Nacional de 8 mil millones de dólares en regalos

3 de enero de 2010
3 de enero de 2010

Además, informó que este año, cuando las fuerzas democráticas lleguen al parlamento, propondrán un proyecto de ley para evitar que el Jefe del Estado siga repartiendo el dinero de los venezolanos como le da la gana.

El artículo 237 de la Constitución establece que dentro de los primeros 10 días de instalación de la Asamblea, el presidente debe ir a rendir cuentas de lo que fue su gestión durante el año culminado.

"El día de hoy, en nombre del pueblo de Venezuela, le exijo al presidente Chávez que le explique al país en su mensaje anual ante la Asamblea Nacional con qué derecho decidió regalar sólo en 2009, 8 mil 352 millones 288 mil dólares", manifestó el dirigente de Primero Justicia, al detallar que esos recursos se traducen en casi 50 regalos otorgados a unos 20 países del mundo.

Borges acotó que "resulta un crimen contra el pueblo que el Presidente siga decidiendo regalar el dinero de los venezolanos a otros países, mientras que a nosotros nos clavan con más impuestos, deuda y mayor costo de la vida".

Por estas razones, Borges emplazó al presidente Chávez a contestar algunas de estas preguntas frente al legislativo: "¿Por qué el 13 de agosto de 2009 Chávez decidió regalar a Antigua y Barbuda una ayuda de 50 millones de dólares por la quiebra del Stanford Bank, mientras que en Venezuela hay cerca de 3 millones de venezolanos que se acuestan sin comer?".  "¿Por qué el 10 de febrero de 2009 Bolivia recibió de Chávez una fábrica de casas prefabricadas por 80 millones de dólares, en lugar de construir casas en Venezuela donde más de un millón y medio de venezolanos no tienen casa?". "¿Por qué el 26 de junio de 2009 Evo Morales hace fiesta y entrega 170 ambulancias totalmente equipadas donadas por Venezuela por un monto de 17 millones de dólares, cuando la salud en Venezuela está en emergencia y el pueblo debe esperar horas y días para ser atendidos?". "¿Por qué el 12 de octubre de 2009 Chávez decidió la construcción de una planta de generación termoeléctrica de 100 MW, por 48 millones de dólares para Bolivia y el pueblo de Venezuela no tiene electricidad?", entre otras interrogantes.

El coordinador nacional de la tolda amarilla quiere explicaciones en torno a por qué Chávez decide seguir regalando combustible de calefacción (que le cuesta al país 75 millones de dólares) a unas 200 mil familias estadounidenses, (siendo Estados Unidos es el país más poderoso del mundo), en lugar de ayudar a los recogelatas y niños de la calle.

Asimismo quiere saber por qué el 22 de octubre de 2009 el presidente Chávez prefirió regalar a Nicaragua un megaproyecto de riego a base de energía hidroeléctrica, cuya inversión total es de 2 mil 145 millones de dólares, en lugar de impulsar la agricultura en Venezuela y podamos comer lo que sembremos.

Insistió en que en los próximos días Chávez le responda al país por qué él usa el dinero de los venezolanos sin control y al mismo tiempo decide permanentemente beneficiar a otros países en lugar de invertir en el pueblo de Venezuela.

Una "Ley Candado" para prohibir los regalos

Borges aprovechó su emplazamiento al presidente para decirle al pueblo que éste será el último año en el que Chávez podrá regalar el dinero de los venezolanos.

A su parecer, la elección de la nueva Asamblea Nacional hará posible lograr que el dinero de los venezolanos no se regale a otros países sino que se invierta en las necesidades del pueblo. "Tenemos preparado un proyecto de Ley Candado que prohíbe a este presidente o a cualquier presidente en el futuro, regalarle el dinero del pueblo a otros países".

Este proyecto de Ley obliga a que nuestros recursos se inviertan en las necesidades sociales de los venezolanos.

El dirigente de Primero Justicia informó que sólo lo regalado durante 2009 es 30% mayor que el presupuesto asignado para la Salud previsto para 2010; equivale a 62% del presupuesto para Educación; y 50% de todo lo que será destinado este año a los estados y municipios del país por concepto de descentralización.