5 de marzo de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

AYER,HOY Y MAÑANA

28 de enero de 2010
28 de enero de 2010

Mejor. Para comentar lo que puede un despecho de amor, que por aquí lo llaman con una palabra elemental :la tusa. Y la consiguiente dulce venganza.
Resulta que  el joven Phillips, muy orondo, durante ocho años llevó vida paralela a la que tenía con su esposa, con una chica de nombre Yavaughnie Wilkins, a quien le dió de calabazas porque se reconcilió y volvió al nido monogámico.Pues bien.La Wilkins,que debe ser por lo menos secretaria de una poderosa trasnacional, sacó de sus ahorros doscientos cincuenta mil dólares y alquiló, en el Times Square de Nueva York ,unos anuncios en los que evocaba los intensos amoríos  de la pareja, con pelos,fotos y señales e invitaba al público a que los siguiera por internet, para desquitarse del infiel. Después de ésto, la amante se ha hecho famosa,y ,supongo, Charles debe estar esperando que lo echen del puesto , porque como escriben en el periódico de los Santos,en paises de estirpe protestante el adulterio escandaliza más que todos los demás pecados.
Y yo me digo:esta venganza, ¿ no es mejor que la empleada por otras damas maltratadas, como por ejemplo, que lo persigan a uno con un hierro de golf, o le arañen la cara o se la corten con una botella, como que si uno fuera igual a Don Agustín Lara?. Las mujeres bravas y las que no lo son,se idean unas venganzas inimaginables. Yo sé algunas historias que me abstengo de relatar porque son apenas para El Espacio, el diario rojo bogotano, que no sé si todavía circula.
Pero es que las hormonas masculinas andan en un tremendo despelote. Aquí , en Eje 21, leí que algunos toreros, como Espartaco,andan desjuiciados y al borde del divorcio. El torero,cuando se viste de luces, y hasta en la calle, churro o feito,que los hay,despierta curiosidad y desbocada pasiones en las féminas.Lo digo por mi exmujer,a quien le brillaba la mirada como a lucero en noche de luna llena, cuando aparecía en el ruedo Enrique Ponce, El Juli, Uceda Leal,Cayetano Rivera y hasta ese fenómeno en todo el sentido de la expresión, José Tomás,quien se dice ateo y algunos lo tildan de homosexual.Gracias a mi Dios no volví a toros,ni a mi exmujer, y hoy a duras penas leo las crónicas de periodistas españoles y colombianos, a quienes se les nota por encima el abultado sobre, o pago por sus crónicas elogiosas, de acuerdo con una inveterada costumbre.
 De vuelta a los cuernos y a las hormonas, ya es preocupante para sicólogos y siquiatras el problema de los pájaros locos.
Y de las fufurufas disfrazadas de prepagos. Parece ser que la tendencia en la posmodernidad es que todo el mundo se dedique a tirar. Y que en vez de casarse, se busquen nuevas formas de relaciones de pareja, porque se sostiene que el matrimonio "es un mal del siglo pasado ".Y ya se habla de parejas abiertas, del poliamor, de las parejas web, de los amigovios,amigos  con derechos, triejas y tetraejas, etc.Si quieren más información sobre este  tema, los remitimos al último Cromos, al artículo del sicólogo Jorge LLano, porque esto aquí es para divertirnos y no para preocuparnos.