17 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Lo feo, lo malo, lo bueno y lo insólito del año 2009.

23 de diciembre de 2009

Este año estuvo marcado por la resonancia, aún ensordecedora, de los dos mayores escándalos políticos y el de las ejecuciones extrajudiciales de que se tenga cuenta: la ‘parapolítica’, la ‘yidispolítica’ y los ‘falsos positivos, todavía sin concluir  los procesos judiciales para vergüenza nacional y, en especial, para las autoridades de la rama , y por una nueva cascada de hechos que causaron estupor y desconcierto en la gente de bien, que es la mayoría, pero que tiene que estar sometida a los desmanes de una minoría corrupta que se mantiene en permanente contubernio con algunas autoridades. Dichos hechos, de acuerdo a la relación protagonista- causa- efecto-, se encasillan en lo Feo, lo Malo, lo Bueno y lo Insólito, escogidos por el gran impacto que causó en la comunidad, no pudiendo publicarlos todos por razón de espacio.

LO FEO: Son hechos que son inaceptables por carencia de valores morales y éticos, perturbadores de la convivencia pacífica y de la sanas costumbres en la comunidad, los cuales son practicados por los llamados ‘avivatos’ que viven de la ingenuidad y de la buena fe de los demás, aprovechando y abusando de la más mínima coyuntura u oportunidad que esté a su alcance.

La escogencia libre de profesión y de la libertad de empresa son derechos inherentes a la persona, pero no se puede cohonestar y admitir que estos se ejerzan aprovechando situaciones personales coyunturales como lo da la consanguinidad en el primer grado de Tomás y Jerónimo Uribe con el Presidente de la República, lo que, sin duda alguna, facilitó el negocio con el Alcalde del municipio de Mosquera, se cambió del uso de la tierra (modificación del POT) y se aprobó la Zona Franca con autopista incluida, todo en tiempo record . Si este negocio lo hubiera propuesto el hijo del ‘caminante por la paz’, el profesor Moncayo, nunca se hubiese cristalizado.

En una desfachatez vergonzosa, sin perjuicio de las acciones penales y administrativas a que hubiere lugar,  unos altos funcionarios de la Casa de Nariño, en cabeza del Secretario Jurídico, se atrevieron a irrespetar y abusar del Palacio de los Presidentes, permitiendo la entrada furtiva por los albañales de la casa  de unos delincuentes reconocidos como Antonio López, alias Job, con fines de espionaje burdo y montaje de pruebas en contra de la Corte Suprema de Justicia. Dicha visita ocurrió en el año 2008, pero se conoció a principios de este. A Job ya lo mataron como para variar.

La solidaridad de cuerpo y de espíritu son plausibles cuando están enfocados a  una causa noble o altruista, pero tratándose de procurar cortinas de humo o, mejor dicho, cumplir funciones de complicidad o encubrimiento o de obstrucción a la justicia son inicuas y repudiables, y esto fue lo que ocurrió exactamente con la moción fallida de censura al ministro de agricultura por las irregularidades en el programa Agro Ingreso Seguro, por parte de la coalición de gobierno.¡Que bochornoso episodio!

Es inocua, pero deja mucho que desear, esa gratuita determinación cómplice del Directorio Conservador de exonerar a priori a su lactante candidato a la presidencia de la república por la investigación que abrió la Fiscalía en el caso Agro Ingreso Seguro. Situación que no me extraña, habida cuenta, de que el señor Fernando Araujo es conocedor de estos lodazales ya que él se embadurnó en el de “Chambacú” en el gobierno de Andrés Pastrana.

No veo una razón lógica, aparte de esperar beneficios tributarios como retribución, para que los directivos de R.C.N. (grupo Ardila Lule), mantengan a toda costa unas presentadoras o periodistas, no se han podido clasificar, que parecen mas estar al servicio gubernamental que al de ese medio televisivo, las señoritas Dávila y Gurisatti, demostrando su marcada parcialidad y la duda que dejan sobre la veracidad de su información. Esto es hórrido en un medio de comunicación, porque corrobora inequívocamente su falta de independencia y polarización, salvo que estén ilusionadas esperando un cargo diplomático

LO MALO: Son aquellos hechos que de una u otra manera causan un efecto nocivo en las instituciones o en la sociedad, de manera general o individual, mereciendo ser repudiados o rechazados, y en la mayoría de los casos investigados, reprimidos y castigados, sin ninguna consideración.

El más aberrante, y casi indescriptible por falta de palabras apropiadas para condenarlo, fue el escándalo de Agro Ingreso Seguro que causó escozor en la comunidad por su festín desbordado en la entrega de grandes sumas de dinero en subsidios y créditos que no cumplían  los postulados o fines previstos en el programa para alivio del Agro y que fueron a parar, en mayor proporción, al bolsillo de unas pocas familias acaudaladas. Ojala no vaya a quedar en la impunidad.

No se queda atrás el ignominioso espionaje, mal llamado ‘chuzadas’, del Das a magistrados y a políticos de la oposición, no conociéndose hasta el día de hoy ningún avance en la investigación y mucho menos a los responsables y, lo más importante, los fines que se proponían. Como caso curioso, en Estados Unidos se presentó algo similar y el resultado, empezando la investigación, fue la dimisión del Presidente de la Nación más poderosa del mundo. Aquí no pasa nada, de pronto un sismo de 10º o más en la escala de ritcher, tal vez mueva el escritorio del Fiscal General.

No es comprensible que la Corte Suprema de Justicia haya condenado a dos ex – parlamentarios por el delito de Cohecho en el caso de la reforma constitucional que permitió la reelección presidencial y, no obstante, haberse corrido el traslado a la Fiscalía de las mismas pruebas en contra el Ministro de Seguridad Social y el Embajador en Italia, no haya habido a estas alturas ningún pronunciamiento al respecto por parte del ente investigador. Estas son las consecuencias del origen de la elección de Fiscal General de la Nación.¡Que compromisos!

Caso similar,  desconcertante e inexplicable, ocurrió con la investigación administrativa que adelantó la Procuraduría General de la Nación contra Diego Palacio B. y Sabas Pretel de la Vega, en la cual el Procurador Ordóñez se apartó, olímpicamente y sin sonrojarse, del fallo que había dejado su antecesor y de las pruebas contundentes que le corrió traslado la Corte Suprema de Justicia en contra de los mencionados funcionarios, y sin pena ni gloria, los absolvió. Se espera y se confía que la Corte se pronuncie sobre la solicitud que se hizo de investigar disciplinariamente al señor Procurador, sobre este caso.

Un hecho que causó desconcierto fue el tortuoso proceso al que fue sometido el contralmirante Gabriel Arango Bacci, por presunto colaboración con el narcotráfico, causándole no solo la separación de la institución, sino que estuvo privado de la libertad por más de dos años, y todo por afirmaciones temerarias, de nadie más ni nadie menos, que del comandante de la Armada Nacional, Almirante Guillermo Barrera, y del ex –ministro de la Defensa Juan Manuel Santos, aspirante a la Presidencia de este pobre país. ¡Que tal esto!.
Y, qué tal el concurso de delitos que rodeo todo el proceso de la “promoción del referendo”. Sin duda, se requiere con urgencia una asesoría contable de Luís Guillermo Giraldo. Claro que con el viaje que le regalaron a los hijos del Fiscal General Iguarán (en ese entonces) a la China, debe de haber precluído el proceso.

LO BUENO: En este campo se tiene un déficit impresionante. La seguridad democrática como programa bandera del gobierno, sigue ocupando lugar de preferencia, no se puede desconocer sus bondades relativas, requiriendo cuanto antes ajustes indispensables en su estructura para evitar los desmanes coyunturales que proporciona y ampliar su cobertura de seguridad  las ciudades, de lo contrario, terminamos invirtiendo el pavoroso ‘desplazamiento’. Bueno, que el Presidente hubiese reconocido las fallas del programa Agro Ingreso Seguro. Maravilloso, que se cumpla la orden presidencial de dejar “in albis” al vecino Presidente-bracero.  Genial, que la Oposición adquiera por cualquier medio la “potranca”que tumbó a Uribe, en días pasados. Bueno, buenísimo el anuncio de la Corte Suprema de Justicia, en atención a lo dispuesto por la Corte Constitucional, de modificar su reglamento para darle vía libre a la segunda instancia en los procesos de los aforados, siendo la fórmula ternada la más acertada.

LO INSÓLITO: Es todo suceso que no es común, no es ordinario, es inusual, extraño o extravagante, y de esos si estamos hasta la coronilla, ahítos hasta el vértigo. Los siguientes sucesos no tienen justificación, ni se pueden aceptar en un régimen democrático en donde somos una república unitaria y que predomina el Estado Social de Derecho: La falta de armonía y de respeto entre el poder Ejecutivo y Judicial, más sentido en el primero; las colisiones injustificadas en las Altas Cortes por cuenta de las tutelas; es inaudito que el Presidente en seis meses no haya podido conformar una terna para Fiscal con profesionales conocedores o especializados en materia penal, en un país que tiene 150.000. Abogados; es vergonzoso, a la vista del mundo, las causas que llevaron al hundimiento de la “Ley de reparación de Victimas”; es inicua y repudiable la ley que permitió que los saltimbanquis políticos cambiaran de partido ( chaqueteros ), es el premio a la felonía; es inexplicable las pésimas declaraciones que ha ofrecido el ministro de la Defensa, en los últimos días, refiriéndose a las relaciones con Venezuela e igualándose con su verborrea.