26 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Fallece un hombre al estallarle una cápsula de cocaína en el estómago

26 de diciembre de 2009
26 de diciembre de 2009
City Noticias

City Noticias

López González se estremecía considerablemente, su cuerpo se dobló sorpresivamente y cayó al suelo ante la mirada impávida de los demás pasajeros. De inmediato fue remitido con urgencia al Hospital de Fontibón donde fue tratado por especialistas.

Por su grave estado de salud fue remitido minutos después al Hospital de Kennedy, donde falleció sobre el mediodía.

Lo que nadie imaginaba era que Francisco Javier pretendía burlar el control de las autoridades y transportar droga en su estómago hasta España, hecho que finalmente le costó la muerte.

Sandra Salamanca, subgerente Científica del Hospital de Kennedy dijo “que el paciente llegó en muy mal estado. Al parecer se le reventó una cápsula de cocaína liquida. Su grado de intoxicación era muy alto y murió mientras los especialistas lo estaban operando”, reportó.

Según el parte médico final, el paciente presentó una hipertensión portal y abdomen agudo debido a la intoxicación, es decir, se le subió mucho la presión en el estómago.

Transportaba 29 cápsulas en el estómago

Después de su muerte, Medicina Legal procedió a retirarle 29 cápsulas que estaban siendo estudiadas por la Fiscalía que en el momento no ha reportado oficialmente la cantidad total de la droga encontrada en el cuerpo sin vida.

El cadáver de López González deberá permanecer en patología del Hospital de Kennedy, hasta que el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI), realice el levantamiento.

Lo que se desconoce actualmente es si los familiares de la víctima ya se enteraron de la muerte y si López vivía en Colombia o si llegó a Colombia contactado por carteles de droga para llegar heroína a Europa. El Mundo.es

 

El pasajero de 57 años corrió con mala suerte. El vuelo se retrasó varias horas y antes de abordar el avión comenzó a sentir unos dolores estomacales considerables. “Se tocaba el abdomen y decía que estaba muy mal”, contó Nacianceno Jiménez, quien también pretendía viajar.