22 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Cumbre del clima: la última década registró las temperaturas más calurosas

8 de diciembre de 2009
8 de diciembre de 2009

La primera década del siglo XXI, cuando termine, será la que haya registrado las máximas temperaturas desde las primeras mediciones en 1850, según datos divulgados hoy por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en la Cumbre sobre el Clima que se realiza en Copenhague, Dinamarca.

"La década 2000-2009 será probablemente la más calurosa de los registros, más calurosa incluso que la de 1990, que fue a su vez más calurosa que la de 1980", dijo el secretario general de la OMM, Michel Jarraud, en una conferencia de prensa.

Jarraud también dijo que 2009 se anuncia como el quinto año más caluroso desde 1850. En todas las regiones del mundo se han registrado este año temperaturas superiores a las normales, excepto en América del Norte (EE.UU. y Canadá), donde han sido inferiores a lo normal. Y en vastas regiones de Asia del Sur y de Africa Central, lo que llevamos de 2009 lo convierte en el año más caliente de la historia.

Además, en numerosas regiones se han registrado manifestaciones climáticas extremas, como crecidas devastadoras, graves sequías, olas de frío o de calor.

En América del Sur han sido más frecuentes y más intensos este año los episodios de calor extremo, mientras que en el Artico, la capa de hielo era la tercera menos extendida, después de 2008 y 2007.

A lo largo de todo el año se han registrado grandes disparidades entre regiones. La estación estival ha sido más cálida de lo normal en Europa, especialmente en el Sur. Otros países europeos vivieron este verano olas de calor, mientras que en la India, una ola extrema de calor se abatió sobre el país en mayo causando la muerte de 150 personas.

El otoño austral (de marzo a mayo) fue extremadamente caluroso en Argentina, Uruguay, Paraguay y en el sur de Brasil.

En China se ha registrado la peor sequía de los últimos 50 años, así como en India, donde la temporada de monzones fue extremadamente débil. También México vivió en septiembre una sequía extraordinaria, mientras en el centro de Argentina la sequía tuvo consecuencias muy graves para la agricultura y la ganadería.

Otras manifestaciones extremas este año fueron las fuertes tormentas. Así, a finales de enero, España y Francia fueron duramente golpeadas por la tormenta extratropical Klaus, la peor de los últimos diez años, equiparable por la velocidad de los vientos a un huracán de categoría 3.

En verano se registraron importantes inundaciones en varios países europeos, así como en el Magreb. A principios de año, fuertes lluvias se abatieron sobre Colombia, causando corrimientos de tierra e inundaciones, y unos meses más tarde en Brasil. En Argentina, se vivió la más fuerte nevada de los últimos quince años.

En Canadá, Ontario fue golpeada por una ola de tornados, que provocó víctimas. Y en EE.UU. las llanuras del norte vivieron inundaciones récord.

En Centroamérica, en noviembre una violenta tormenta ligada en parte al huracán Ike provocó en El Salvador inundaciones y deslizamientos que causaron 192 víctimas.

(Fuente: Agencias)