28 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Navidad sin armas, por una Risaralda más segura

23 de noviembre de 2009
23 de noviembre de 2009

El Secretario de Gobierno de Risaralda, Germán Darío Saldarriaga Arroyave, explicó que dicha restricción sería entre el 7 de diciembre del presente año y el 7 de enero del 2010, medida que sin lugar a dudas permitirá continuar reduciendo en la región los índices de homicidios y de otros delitos.

El funcionario indicó que "ha sido una constante de la Administración Departamental promover e impulsar la cultura de la paz, por eso, apoyamos la decisión de adoptar programas de desarme que consideren un cambio cultural, dirigidos a reducir el uso y demanda de las armas de fuego y su percepción como factores de provisión de seguridad".

Cada gobernador es autónomo, dependiendo sus circunstancias de seguridad, de adoptar la medida, motivo por el cual en la pasada Asamblea de Gobernadores la medida del mes sin armas bastante eco, resaltó el funcionario.

Consideraciones para la restricción

· El porte, la tenencia y el uso de armas pequeñas y ligeras juegan un rol definitivo en la vulneración y reducción de la seguridad humana, en la violación de los Derechos Humanos y en contextos de confrontación interna.

· Las armas y sus municiones han generado y potenciado diferentes formas delincuenciales y tienden a perpetuar las situaciones de conflicto.

· La violencia armada aumenta la pobreza e impide el desarrollo, debilita las instituciones democráticas e impide su presencia efectiva en el territorio nacional.

· El uso de armas pequeñas y ligeras contribuye a aumentar los índices de homicidios, secuestros, masacres y muchas otras expresiones de violencia.

· Colombia sigue siendo uno de los países que más sufre las consecuencias del porte, tenencia y uso legal e ilegal de armas pequeñas y ligeras. En últimos 28 años, ha superado siempre la tasa de 30 homicidios por cada 100.000 habitantes. La Organización Mundial de la Salud cataloga como epidemiológica una tasa superior a 10 homicidios por cada 100.000 habitantes.

· En el 2008 se cometieron 15.251 homicidios de los cuales 10.820 fueron con armas de fuego. De ellos, 6.029 sucedieron en tan solo 5 departamentos. Por cada mujer víctima de homicidio, 12.5 hombres murieron por la misma causa.

· Sin embargo, la situación en Colombia ha mejorado en especial en departamentos como Risaralda, donde ha habido un descenso significativo en las tasas de homicidios.