20 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Gobierno no permitirá falsas acusaciones para desacreditar a la Fuerza Pública

28 de noviembre de 2009
28 de noviembre de 2009

“El Gobierno no ha vacilado, cuando hay una violación de derechos humanos, en castigarla. Pero también he dicho, como una voz solitaria, que así como el Gobierno no tolera ‘falsos positivos’, tampoco tolera falsas acusaciones”, señaló, durante el Consejo Comunal de Gobierno realizado en Yopal (Casanare).
El Mandatario citó casos de falsas acusaciones contra la Fuerza Pública, como el del 3 de marzo de 2007, en Colosó (Sucre), donde fue dado de baja por miembros de la Fuerza Pública, Luis Miguel Gómez Porto, alias ‘Camioneta’, cabecilla de las milicias del frente 35 de las Farc.

“(…) Vestía de civil, abrió fuego y se le dio de baja. Había estado en la cárcel con anterioridad por rebelión y tenía orden de captura vigente. En el momento de su baja, además del arma, portaba cordón detonante, y en su celular, pruebas de las extorsiones que realizaba. Tras su baja, algunas personas denunciaron que la operación había sido un ‘falso positivo’ y que se trataba del homicidio de un sindicalista”, relató el Presidente.

Al final, la Fiscalía 37 de la Unidad de Derechos Humanos de Medellín precluyó la investigación que se realizó contra dos oficiales y suboficiales de la Armada, por la muerte de Luis Miguel Gómez Porto, explosivista de las Farc.

“Como este hay muchos casos con los cuales lo que pretenden es desacreditarnos”, advirtió el Jefe de Estado, tras lo cual pidió a la Fuerza Pública “que todos estos casos los hagamos valer ante la comunidad internacional”.

“Porque así como somos totalmente concientes de que la seguridad tiene que tener valores democráticos, respeto a los derechos humanos, no podemos dejar que prospere la trampa de afectar la seguridad con falsas acusaciones”.

Las armas del paramilitarismo

También citó el resultado de una reciente investigación, que refuta las versiones según los cuales “la Fuerza Pública colombiana armó al paramilitarismo”.

El estudio, llamado ‘Rastreo de armas pequeñas ligeras en Colombia’ -pagado por el Gobierno de Bélgica y adelantado por una universidad de ese país, en coordinación con una fundación por la paz y el apoyo de Noruega- “concluyó en que de más de 18 mil armas entregadas por los paramilitares en el proceso de desmovilización, solamente 63 provienen de la Fuerza Pública”.

“Y se trató todos estos años de decir que la Fuerza Pública colombiana armó a los paramilitares. De 18 mil armas entregadas en ese proceso de desmovilización -concluye este estudio belga-noruego- 63 fueron provenientes de la Fuerza Pública”, relató el Mandatario.

“Yo creo que le falta sinceridad al mundo. ¿Dónde se fabricaron esas armas? ¿Quién las vendió? ¿Cómo las entregaron?”, puntualizó el Jefe de Estado.