15 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Que Fiscal deba ser penalista es un juicio de valor, no un requisito constitucional

31 de octubre de 2009
31 de octubre de 2009

Ibagué. La Constitución colombiana en ninguna parte exige como requisito para el cargo de Fiscal General de la Nación que este sea penalista, por lo cual ello se constituye en un juicio de valor; no en un requisito constitucional.

Así lo indicó este sábado el Presidente Álvaro Uribe Vélez durante el Consejo Comunal número 254 en Ibagué, tras recalcar que al momento de configurar la terna para Fiscal, el Gobierno ha cumplido con lo que señala la Constitución.

“Ahora volvemos a hablar del tema del penalista. Ese es un juicio de valor, no un requisito constitucional. A unos les parecerá más conveniente que sea penalista y a otros, menos conveniente. Pero es que la Constitución no exige que sea penalista”, enfatizó el Mandatario.

Recordó que la Constitución señala como requisitos para ocupar la Fiscalía General de la Nación los mismos establecidos para ser magistrado de la Nación.

“Habla de que tiene que ser abogado. En ningún momento dice la Constitución que tiene que ser penalista. Dice que tiene que ser abogado, no haber sido condenado por delitos diferentes al homicidio culposo. En ninguna parte dice que tiene que ser penalista”, enfatizó el Jefe de Estado.

Indicó que la competencia académica y profesional para ser Fiscal General de la Nación puede darse o no darse en un penalista.

“Puede ser mejor en un penalista que en un abogado que no tenga la especialidad del Derecho Penal, o puede ser mejor en un abogado que no tenga esa especialidad del Derecho Penal. Lo cierto es que la Constitución y la Ley no exigen que sea penalista”, insistió el Mandatario.

Dijo que los requisitos para ser Fiscal contemplados en la Constitución de 1991 no fueron producto de la improvisación, sino parte de un proceso histórico. “No fueron unos requisitos impuestos de la noche a la mañana”.

Señaló que el Gobierno está cumpliendo la Constitución y se preguntó por qué exigen requisitos que no están en la Carta Magna. Agregó que no se puede hablar del respeto a las instituciones y al mismo tiempo pretender quebrar la más importante de las instituciones, que es la Constitución Nacional.

“Si el Presidente de la República estuviera enviando personas que no cumplieran los requisitos de la Constitución, el Presidente de la República estaría asaltando las instituciones”, recalcó.
Así mismo, enfatizó que “cuando se trata de respetar a las instituciones, quiero recordarles a los colombianos que el respeto a las instituciones no es motivo de juicios caprichosos de valor. Es motivo de análisis objetivo”.