22 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Corte Suprema de Justicia autoriza extradición de David Murcia Guzmán a Estados Unidos

14 de octubre de 2009
14 de octubre de 2009

Los delitos por los cuales será extraditado Murcia Guzmán son: concierto para delinquir agravado y lavado de activos.

En las próximas horas la sala penal dará más detalles sobre esta decisión.

El juez cuarto penal de Bogotá declaró en agosto pasado a David Murcia Guzmán culpable de los delitos de captación masiva e ilegal de dinero, lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

Según la Fiscalía, la comercialización de tarjetas prepagos no tenía como contraprestación principal la venta de bienes o servicios, sino la captación masiva de dineros del público. Además utilizó estos dineros para la creación de empresas fachadas, cuya finalidad era el lavado de dineros ilícitos.

“Entre el 2006 y el 2008 se constituyeron empresas en Colombia, Panamá, México y Estados Unidos, por personas que ni siquiera sabían cómo operarían las empresas, ni las inyecciones de capital que se realizarían a través de ellas”, argumentó.

Para el ente investigador, el manejo de dineros en efectivo y siempre en billetes de baja nomenclatura, transporte por carretera de dineros mimetizados, la búsqueda de caletas, la utilización de empresas fachadas son elementos irrefutables de la procedencia dudosa de estos dineros.

“DMG era una estrategia para lavar activos, no a través de la empresa misma, sino a través de las empresas que crearon con la captación ilegal de dinero”, dijo la Fiscalía.

Sin embargo, el organismo no probó suficientemente el origen de la ilegalidad de estos dineros, hecho que la Procuraduría señaló, por lo cual pidió revisar los delitos que se imputaban, y la defensa utilizó para cuestionar el delito de enriquecimiento ilícito.

La Fiscalía también derrotó uno de los argumentos de la defensa, según el cual, de haberse presentado hechos ilícitos en DMG, estos ocurrieron a las espaldas de Murcia, puesto que él habría depositado toda su confianza en Margarita Pabón, Willian Suárez y Daniel Ángel Rueda.

Pero según las llamadas interceptadas por la Fiscalía, Murcia sabía exactamente cuáles eran los movimientos que sus socios hacían en DMG.

La defensa argumentó su alegato en la legalidad de los dineros de DMG, la inexistencia de captación de dinero, y por lo tanto, la improcedencia del enriquecimiento ilícito y el lavado de activos.