20 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

“Aguas de Manizales es el lunar negro del Plan Departamental de Aguas del Cesar”

22 de octubre de 2009
22 de octubre de 2009

Los constantes incumplimientos de la organización manizalita tienen estancado el desarrollo del PDA. Eduardo Esquivel López, proponente del debate, dijo que no entendía cómo se le podía seguir girando dinero a Aguas de Manizales, luego de las fallas encontradas. “Ha incumplido tanto, que hay un documento del Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial, en el que se evidencia que 26 proyectos presentados al Viceministerio de Agua les fueron devueltos porque no eran viables técnicamente”, sostuvo el diputado.

De esos proyectos se beneficiarían municipios como Pailitas, Pueblo Bello, Río de Oro, San Diego, Pelaya, San Alberto, Astrea, Bosconia, El Copey, El Paso, La Jagua de Ibirico, La Paz, entre otros.

El convenio 501 de 2.006 fue suscrito por 12 mil 459 millones de pesos por un término de tres años, fecha que se cumplió el pasado 26 de septiembre del 2009. De acuerdo con el documento CONPES 3393 de 2005, la empresa debió mejorar las condiciones de cobertura, calidad y eficiencia de la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento básico en los municipios del Programa, alcanzando una meta de cobertura en los perímetros urbanos superior al 95%.  Dicho objetivo no se cumplió.

Según la investigación adelantada por Esquivel López, a Aguas de Manizales le fueron girados en 2006 dineros por el orden de los mil 300 millones de pesos; 720 millones en 2007; en 2008, 4 mil 700 millones de pesos, y por último, este año, dos mil 142 millones de pesos. En total, se le han girado 8 mil 862 millones a Aguas de Manizales. Luego del análisis, el diputado Esquivel se pregunta “si la empresa incumplió con el objeto del convenio, ¿por qué se le ha entregado tanta plata? No he podido encontrar esa respuesta. Lo que ha hecho agua de Manizales es nada”.

Para la diputada Yalile Pérez, era una responsabilidad de Aguas de Manizales vigilar el cumplimiento de los procesos administrativos y garantizar la conformidad de los proyectos por parte del Ministerio. Agregó que al establecer el convenio, se debió mirar con lupa los parámetros legales establecidos. “No puedo creer que tanta base legal no haya tenido ningún diente para que se pudiera establecer el incumplimiento de Aguas de Manizales”.

La gerente de Aguas del Cesar, María Fernanda Botero Castro, dijo que “al momento de firmar el convenio 501 no había unas obligaciones claras que permitieran un seguimiento estricto, ni tampoco tuvo cronogramas”. Y sobre los recursos que se le siguen girando, indicó que el contrato contemplaba unos cargos fijos, y sólo 3% del convenio 501 correspondía a los diseños. “Si no los han entregado, eso significa que hay que dejarles de cancelar el 3%. De todas formas, estamos en graves dificultades y Aguas del Manizales debe cumplirnos para que el departamento pueda alcanzar los niveles de cobertura”. Según el informe de Botero Castro, la empresa ha postergado la entrega de los insumos, y “estamos preocupados por eso”.

Al terminar el plazo de ejecución del contrato, se decidió organizar mesas de trabajo y se contrató un equipo de ingenieros para orientar el desarrollo y la revisión de los diseños. “Hemos encontrado que no ha habido poder humano, ni exigencias que ellos hayan atendido de manera diligente”, puntualizó.

A pesar de los esfuerzos de la actual administración por hacer un seguimiento detallado de las actividades realizadas por los contratistas, las deficiencias en la formulación de los proyectos realizados por Aguas de Manizales evidencian los  rezagos. El convenio fue suscrito en el gobierno de Hernando Molina; “Aguas de Manizales no ha cumplido con el objeto para el cual llegó a gerenciar ese programa estructural en el departamento, pero hay que señalar que quien suscribió ese convenio también tiene mucho que explicar”, dijo el diputado Aroca Dajil.

El secretario de Hacienda Departamental, Rafael Santodomingo Ochoa, explicó que “la ejecución del convenio ha tenido muchas fallas, especialmente en los diseños de los distintos proyectos de acueductos y alcantarillado”, pero que ya se ha tomado cartas en el asunto. “Ya estamos adelantando las partes jurídica y técnica, para definir todo lo que viene de ahora en adelante”.

Finalmente, hubo un consenso para buscar una figura jurídica que haga inviable el convenio y evitar que le giren los tres mil millones de pesos que aún faltan a Aguas de Manizales.

Balance

Según los datos entregados por Botero Castro, desde el 26 de junio, cuando Aguas del Cesar pasó a ser gestor del PDA se han suscrito contratos por un valor superior a los mil 452 millones de pesos, de los cuales se han ejecutado novecientos 84 millones 573 mil 141 pesos.

El Plan Departamental de Agua PDA, para la primera etapa de ejecución contó con un presupuesto asignado de 70 millones de dólares, de los cuales se han invertido  más de $52 mil millones de pesos y ejecutados 42 mil millones de pesos, a través de la Gobernación del Cesar se ha ejecutado el 97% de la inversión proyectada.