16 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

La mayoría de las limosnas van a parar a las «ollas» del vicio en Pereira

13 de julio de 2009
13 de julio de 2009

La afirmación fue hecha por el Alcalde de Pereira, Israel Londoño, al lanzar hoy la campaña “Al habitante de la calle, Déle una oportunidad”, mediante la cual se busca que en lugar de dar limosnas, se entreguen Bonos de Solidaridad.

“Mientras que las monedas de las limosnas, que mucha gente da por pesar y sin conocer el destino final, van a enriquecer las ventas de drogas, los Bonos de Solidaridad le garantizan la atención integral al habitante de la calle”, dijo el Alcalde.

Explicó que en el hogar adecuado en la calle 12 número 9=63, mediante estos bonos los mendigos pueden obtener un almuerzo, se pueden asear y recibir atención y tratamiento psicoterapéutico.  “La mayoría de ellos son personas enfermas, por el abandono o por el consumo de drogas, lo que indica que deben recibir atención, a la cual no tienen acceso mediante las limosnas”, explicó el Alcalde.

Dijo que los dineros que se recauden por concepto de los Bonos de Solidaridad serán reinvertidos en la financiación de un plan integral de atención a los habitantes de la calle. Se estima que en Pereira hay alrededor de 1.000 personas sin techo que deambulan por las calles y que duermen en sus andenes. Desafortunadamente las limosnas no son utilizadas ni para darles alimentación o alojamiento.

Los bonos de solidaridad, que reemplazarán las limosnas, se pueden adquirir en las principales superficies comerciales de la ciudad.

En cuanto a los miembros de la comunidad indígena que están en las calles, el Alcalde dijo que se trata de un tema especial, el cual está siendo abordado por la Alcaldía en asocio con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Casa Indígena.