23 de enero de 2021
Directores
Orlando Cadavid Correa
Evelio Giraldo Ospina

Invertir más en conocimiento para construir la nación

9 de mayo de 2009
9 de mayo de 2009

… y la menor cuantía a la investigación como tal, para avanzar efectivamente en el conocimiento como factor de producción logrando una verdadera identidad del país en C&T y resolviendo problemas estructurales de nuestro desarrollo, habrá que fortalecer la concurrencia de este sector con el público y la academia, e invertir más recursos en la investigación sin perder el objetivo de generar conocimiento para la construcción de una Nación ambientalmente sostenible y socialmente justa, buscando el
aprovechamiento de las variadas fortalezas del territorio y de la diversidad cultural, en los múltiples escenarios regionales de Colombia.

Habrá que diversificar la reducida investigación de la empresa colombiana que se ha centrado en sectores como la industria del petróleo y la química, y concentrado en pocos lugares, avanzando en temáticas promisorias como la biodiversidad, los sistemas y la programación; en líneas estratégicas asociadas a la ciencia de los materiales (incluidos los bióticos); y en sectores necesarios como las ciencias agropecuarias, de la salud y del medio ambiente. Y para la producción artesanal, en la que deben considerarse la asociación de pequeños empresarios y las cadenas productivas como estrategias, urge además de una revolución educativa que sirva de soporte, la investigación regional en cultura y el desarrollo integral de productos autóctonos, buscando ganar identidad y complejidad en esta clase de bienes culturales para acceder con ellos a los grandes mercados.

Lo anterior, exige cambiar el paradigma de que el conocimiento debe comprarse a terceros países ya desarrollados por resultar dicha fórmula más económica: si bien lo es  en un momento dado, a largo plazo ocurre lo contrario tal cual se ha comprobado en la historia por todas las naciones que han debido padecer las fatales consecuencias de la dependencia tecnológica. Y para compensar la creciente brecha tecnológica que nos debilita como país en vía de desarrollo, habrá que invertir esa tendencia para  alcanzar el desarrollo en el largo plazo, con la única alternativa que queda y que es la de educar bien e incrementar efectivamente los recursos de la investigación privada a
niveles muy superiores a los actuales, para lo cual el Estado debe ofrecer una base de investigación pública sólida y además priorizada y complementada con una mayor capacidad de la academia, para que resulte ser atractiva y eficiente.

Desde el OAM, Ed. Circular RAC 514
http://www.manizales.unal.edu.co/oam_manizales/